Ferrari ha desestimado presentar una reclamación contra el británico Lewis Hamilton por supuestamente haber molestado al finlandés Kimi Raikkonen durante su último intento de vuelta rápida en la sesión de clasificación para el Gran Premio de Brasil.


Según Ferrari, Hamilton se reincorporó a la pista, tras montar su último juego de neumáticos, justo cuando Raikkonen estaba completando su último intento. Los responsable del equipo revisaron las imágenes junto a los comisarios del gran premio, pero éstos no hallaron irregularidad alguna, por lo que la escudería italiana optó por no presentar una reclamación.

En la conferencia de prensa posterior a la sesión de clasificación, Hamilton pidió disculpas a Raikkonen, quien considera que dicha acción le impidió mejorar su registro y su posición en la formación de salida. Raikkonen señaló que la aparición de Hamilton en la pista "desde luego que no ayudó" y que le hizo perder tiempo. "No sé exactamente cuánto perdí, pero creo que habría sido mejor que me hubiese dejado pasar", señaló el finlandés.

"Me habría gustado estar en la primera fila, pero creo que el tercer puesto no es un mal sitio. Tengo un buen coche y ya veremos lo que pasa mañana", dijo Raikkonen.

Todo parecía indicar que Ferrari reclamaría contra Lewis Hamilton, al considerar que el piloto inglés estorbó a Raikkonen en una incorporación a pista, pero al final la escudería italiana ha desestimado presentar una reclamación. Hamilton se vuelve a librar nuevamente tras una maniobra irregular.