Hamilton.
Lewis Hamilton, poco antes de comenzar una sesión de entrenamientos en Jerez (REUTERS). REUTERS

Lewis Hamilton cree que perder el título ante Kimi Raikkonen tal vez no fue negativo y le enseñó que no debe ser engreído. El británico asegura que la próxima temporada habrá mayor competitividad y que no ve una obligación tener que ser campeón en 2008, en declaraciones a Auto Bild und Motorsport.

Prometo cambiar mi actitud

"Está bien, no llegué a campeón del mundo, pero tal vez no fue negativo. Me demuestra que no debo ser engreído y que tengo que mantener la concentración hasta el final. Prometo cambiar mi actitud", señaló.

El piloto de McLaren-Mercedes espera que haya más equipos que desafíen a su escudería esta temporada. "Espero que a Ferrari se sumen otras. Tal vez para entonces BMW sea más rápido y también Renault", opinó sobre los posibles candidatos.