Josep Guardiola, entrenador del Barcelona, ha afirmado este miércoles que le habían dicho que José Manuel Pinto, el portero de su equipo, había tocado el balón con las manos fuera del área en la primera parte del encuentro ante el Valencia y admitió que esta circunstancia pudo haber condicionado el partido.

"Si te quedas con diez tan pronto, puede influir", señaló Guardiola, tras el empate a uno que su equipo logró en Valencia en la ida de la semifinal de la Copa del Rey, en un encuentro en el que árbitro no vio las manos y el guardameta del Barcelona no fue expulsado.

Tenemos que ganar y eso es mejor para nosotrosSobre el resultado, Guardiola señaló que es positivo tener que ganar en la vuelta. "En la eliminatoria de cuartos de final, ganamos fuera y parecía que todo estaba hecho. Eso dificulta las cosas. En cambio, ahora tenemos que ganar y eso es mejor para nosotros", indicó.

Para Guardiola el de hoy ha sido el mejor partido que su equipo ha hecho en Mestalla desde que entrena al Barcelona, aunque admitió que el Valencia es un equipo que siempre les crea problemas.

"Ellos apenas han tenido ocasiones. Nos han tirado muy poco a puerta y hemos jugado bien sobre un campo que estaba muy seco. La semana que viene, en Barcelona, estará más mojado", señaló.

Creía Guardiola que su equipo había sido superior al Valencia y sobre la no alineación de Xavi, explicó que el centrocampista de su equipo "necesita reposar".

Moix: "No vamos a los parkings, evaluamos lo que pasa"


Por su parte, el vicepresidente del Barcelona Jordi Moix ha asegurado que desde el club azulgrana "no se está hablando de los árbitros" y ha recordado que en la entidad catalana "no va a los parkings", sino que evalúa "lo que está pasando".

Moix, encargado del área patrimonial del Barcelona, ha sido muy gráfico cuando le han preguntado sobre la acción en la que José Manuel Pinto ha tocado el balón con la mano fuera del área y tenía que haber sido expulsado.

Pinto está un poco fuera del área en esa jugada, pero no voy a valorarlo

"Pinto está un poco fuera del área en esa jugada, pero no voy a valorarlo. El Barça no está hablando de los árbitros, se preguntó si nos favorecían o nos perjudicaban y se contestó, nada más", ha dicho Moix a Canal Plus sobre unas recientes declaraciones del presidente Sandro Rosell, al respecto.

Pero Moix fue más allá: "Nos han pitado dos o tres penaltis en un año. Hay que ser muy respetuoso porque es un trabajo muy difícil. Nosotros no vamos a los párkings, sólo evaluamos lo que está pasando".

El vicepresidente se refiere a unas imágenes ofrecidas por un periódico barcelonés tras la vuelta de semifinales de Copa en las que se veía el entrenador del Real Madrid, Jose Mourinho, esperando al árbitro de aquel encuentro, Teixeira Vitienes, en el aparcamiento de árbitros del Camp Nou para mostrarle su descontento por el arbitraje.