El ex centrocampista español Pep Guardiola, ya retirado y actualmente en el cuadro técnico de las divisiones inferiores del Barcelona, ha sido absuelto por el Tribunal de Apelación de Brescia de la acusación de dopaje cuando militaba en el conjunto lombardo.

Guardiola, en primera instancia, había sido condenado a siete meses de cárcel, con la condicional, en mayo de 2005.

Él siempre defendió su inocencia y en 2005 recurrió a la sentencia en que se le condenaba porque "nunca he consumido nandrolona".

En 2001 por nandrolona

En 2001 Guardiola dio positivo en dos pruebas. El primero fue tras el partido de la Liga italiana que enfrentó al Brescia con el Piacenza el 21 de octubre de 2001.

Dos semanas más tarde, el futbolista catalán volvió a dar positivo por tras el partido ante el Lazio, el 4 de noviembre de 2001.