Oracle gana la Copa América de vela
La tripulación del Oracle levanta la copa como campeona de la Copa América de vela. EFE

Este miércoles por la noche, España entera debatía sobre la polémica árbitral en el Elche - Real Madrid. En el país del fútbol, el deporte rey todo lo tapa, y más si es con uno de los dos grandes de por medio y con errores de un colegiado. Pero poco antes, pasando casi desapercibido, se culminó una de las mayores gestas del deporte mundial. El Oracle estadounidense se llevó la Copa América de vela después de remontar un 8-1 en contra ante el Emirates Team New Zealand para acabar ganando por 9-8. Una gesta que se escribirá en letras de oro en la historia del deporte mundial.

Pocas cosas hay más emocionantes que una gran remontada, y más aún si se ve desde fuera, sin los colores de tu equipo de por medio. El siglo XXI ha sido testigo de varias de ellas, algunas inolvidables y en el momento clave. Cuando todo parecía ya decidido, un equipo decide no perder la fe y lucha hasta el final para lograr un sueño. Deporte, en definitiva.

Estas son las remontadas más memorables: 

- Permitan una pequeña licencia, meter una remontada que sucedió cuando el siglo XX agonizaba. Fue el 26 de mayo de 1999, en la final de la Champions League. La máxima competición europea de clubes enfrentaba a dos clubes históricos, el Manchester United y el Bayern Múnich. Cuando el choque estaba ya en el tiempo de descuento, los alemanes ganaban por 1-0 y rozaban con los dedos levantar la 'Orejona', pero el destino reservaba un final cruel para el conjunto bávaro. Dos córners consecutivos de los 'red devils' lanzados por David Beckham fueron cabeceados por Sheringham y Solskjaer daban la vuelta al partido.

La desolación que se vio en los jugadores alemanes al final del partido es difícil de olvidar. Tendidos en el césped, los rudos y fuertes teutones lloraban desconsolados mientras que sus rivales del Manchester United acudían a ofrecerles su apoyo. Bellísimas imágenes. El fútbol, dos años después, devolvió al Bayern lo que le quitó aquel día.

- También en la final de la Liga de Campeones, en 2005, el poderoso Milan se enfrentó al sorprendente Liverpool, entrenado por Rafa Benítez. El favoritismo de los italianos se vio reflejado al descanso, cuando el resultado le era favorable por 3-0. Sin embargo, los ingleses no se rindieron y consiguieron igualar el marcador al descanso hasta poner el 3-3 que llevó el partido a la prórroga y después a los penaltis.

Para el recuerdo quedará el impresionante derroche físico del capitán 'red', Steven Gerrard, multiplicándose para tapar los problemas con las lesiones de algunos compañeros, y una tanda de penaltis que hizo héroe a un trabajador anónimo: Jerzey Dudek.

- El podererosísimo CSKA de Moscú era el favorito a ganar la Euroliga de 2012 desde que empezó la temporada. El 'lockout' de la NBA le había nutrido de varios jugadores de grandísima calidad y, contrariamente a lo que sucedió con otros clubes, estas estrellas decidieron quedarse. De la mano de Kirilenko, el conjunto del ejercito ruso dominaba la final ante Olympiacos con gran comodidad, llegando a ir 19 puntos arriba a solo dos minutos para el final del tercer cuarto.

Sin embargo, el conjunto heleno no bajó los brazos y luchó hasta el final. Su fe fue inquebrantable y la diferencia fue bajando de manera constante con una figura indiscutible: Vassilis Spanoulis. El desconcierto se apoderó de los rusos y Olympiacos, que ese año había reducido drásticamente su presupuesto tras la implacable crisis económica de Grecia, se llevó el título.

- El golf deparó el año pasado una impresionante remontada unida a una sentida dedicatoria. Estados Unidos llegó a la edición de 2012 de la Ryder Cup con la vitola de favorita, y según avanzaba la competición, se iba ratificando. Pero Europa no se iba a rendir tan fácilmente, pese a la amplia desventaja (10-6) con la que se llegó al domingo, el último día. En una jornada histórica para el golf mundial, el equipo del Viejo Continente le dio la vuelta al resultado hasta acabar 13,5 a 14,5.

Para hacer más emotiva la remontada, dedicatoria final al recientemente fallecido Ballesteros por parte del capitán del equipo europeo, Chema Olazábal: "Va por tí, Severiano".