El presidente del Granada CF, Quique Pina, ha confirmado la detención e identificación de la persona que ha lanzado el paraguas que ha herido al árbitro asistente del colegiado Clos Gómez, provocando esta noche la suspensión del partido jugado en Los Cármenes entre Granada CF y Real Mallorca.

Según Pina, el agresor es un menor de edad de nacionalidad marroquí que no es socio del Granada y que había acudido a Los Cármenes con su tutor por pertenecer a un centro de acogida que había sido invitado por el club a este encuentro.

Como representante del Granada digo que no tenemos ninguna culpa de lo sucedido

El presidente del Granada ha comentado que se encuentran "consternados" porque es la acción de "un impresentable que mancha la imagen de un club y una ciudad, y que mancha un gran momento tras todo lo sufrido esta semana".

"Como representante del Granada digo que no tenemos ninguna culpa de lo sucedido", ha añadido Pina, quien ha explicado que el club "ha cumplido con todas las medidas de seguridad" y que el paraguas lanzado "es un objeto que es permisible un día de lluvia".

El presidente del Granada dice que "el daño que nos hace esta acción es terrible" aunque confía en que "haya comprensión y el club no salga perjudicado porque no lo merecemos, que no haya castigo porque no hemos hecho nada".

"No podemos impedir que alguien tire un paraguas en un día de lluvia. Nos hubiéramos considerado responsables si entra un objeto que no es permitido, como una botella", ha concluido Pina, quien cree que en lugar de sancionar "hay que tenerle pena al Granada" por este hecho.