Victor Muñoz y Guardiola
El entrenador del Getafe CF, Víctor Muñoz (izq), saluda al entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola. EFE

Todo tuvo lugar en el descanso del Getafe-Barcelona, cuando el encuentro ya tenía el 0-1 con que concluiría una hora después. Según apunta el diario Marca, el técnico del conjunto local, Víctor Muñoz, bajó al vestuario con sus hombres y le comunicó a Cosmin Contra que iba a sustituirle por Granero.

Esta decisión no fue muy bien aceptada por el lateral rumano, quien tras gritar a Muñoz, le lanzó las espinilleras.

Él tuvo la generosidad de disculparse delante de todos. Eso fue todo (Víctor Muñoz)

En medio de la sorpresa de sus compañero, Contra siguió aumentando su enfado y fue hacia su técnico, con el que habitualmente tiene buena relación  (juegan juntos al pádel, alguna vez comparten su tiempo con sus respectivas familias...), con la intención de golpearle.

La intervención de algunos compañeros de Contra, así como del fisio del Getafe, evitaron que la situación se agravara, aunque algunos enseres del vestuario sufrieron los efectos del enfrentamiento.

Víctor reconoce el encontronazo, pero no la agresión

La información relatada por este diario ha generado mucho revuelo esta mañana, en la rueda de prensa del conjunto madrileño, ya que el técnico ha sido preguntado al respecto y ha reconocido el roce, aunque no la agresión. 

"En el intermedio hice un cambio. Iba a poner a Granero por Contra, que se quejó, pero de malas maneras. Le dije que tuviera respeto y educación. Ahí quedó la historia. Al día siguiente, con el grupo, dije que Cosmin podía hablar. Él tuvo la generosidad de disculparse delante de todos. Eso fue todo. El resto no es verdad", ha explicado el técnico.