Piqué
Gerard Piqué manda callar a la grada de Cornellà. GTRES

Han sido semanas intensas, muy intensas para Gerard Piqué. El rally de derbis contra el Espanyol ha dejado un sinfín de frentes para el jugador del Barça, que como es habitual no ha huido de la polémica, sino que, todo lo contrario, ha ido echando gasolina al fuego.

Su enfrentamiento con los hinchas pericos viene de lejos, y que nadie dude de que tiene razón al enfadarse, pues los insultos de un sector de esa afición a la familia de Gerard (a Shakira y a sus hijos) vienen de lejos y son absolutamente inadmisibles. ¿Son desmedidas sus respuestas? Así ha sido la historia.

Los insultos de 2016

En otra eliminatoria copera, en 2016, Piqué fue criticado por retar a la "minoría" del Espanyol a llenar el estadio. La respuesta del jugador fue colgar en su Twitter un vídeo en el que se oía a un sector de la grada perica cánticos como "Shakira es una puta" o "Milan muérete".

Más insultos y respuesta

De nuevo se vieron las caras Barça y Espanyol, esta vez en cuartos de final de la Copa, y los insultos a Piqué y a su familia se repitieron en el partido de ida. Piqué salió visiblemente molesto, y quiso atacar al equipo perico llamándole "Espanyol de Cornellá", en referencia a la ubicación del nuevo estadio perico. También añadió que esperaba "que en el Camp Nou no se insulte ni se tiren objetos al campo" en el partido de vuelta.

Sin marcha atrás

Unos días después, y ya más en frío, a Piqué se le preguntó por sus palabras al referirse al "Espanyol de Cornellá"._Fue en un día feliz para él, en el acto de su renovación con el Barça hasta 2022, pero ni así quiso mostrarse conciliador. "Para nada es una provocación. La Penya jugaba en el Palau y está en Badalona. El Espanyol está en Cornellá, es una obviedad".

Unos días antes, el club catalán había decidido denunciarle por sus palabras al considerarlas ofensivas.

LaLiga denuncia

Un informe de LaLiga fue remitido a la RFEF denunciando cánticos como "Piqué cabrón, Shakira tiene rabo, tu hijo es de Wakaso y tú eres maricón" que se escucharon en Cornellá.

Insiste con Cornellá

Tras la remontada del Barça en la vuelta en el Camp Nou, el central azulgrana se refirió en varias ocasiones al rival como "Espanyol de Cornellá" y aseguró que no lo decía como mofa. "Son de allí, ¿no?".

Expediente a Piqué

Las constantes referencias del defensa al Espanyol como "de Cornellá" y la denuncia del club periquito hicieron que el Comité de Competición abriera un expediente disciplinario a Piqué para estudiar sus palabras. Fue justo en la semana previa al derbi liguero que iba a enfrentar a ambos equipos catalanes de nuevo... en Cornellá.

Silencia el estadio

Este domingo, con 1-0 en el marcador a favor del conjunto perico, un tanto de cabeza de Gerard Piqué a la salida de una falta puso el empate en el marcador. En su celebración, el central desató toda su rabia, mandando callar en diversas ocasiones al público rival. Lo hizo además con un gesto en el que se intuían unos cuernos.

Durante el choque, Piqué había oído, una vez más, constantes insultos tanto a él como a su familia, y fue su forma de contestar.

Enfrentamiento con Gerard

Al final del choque, una dura entrada de Gerard Moreno, capitán del Espanyol, provocó el enfrentamiento verbal entre ambos jugadores. Al delantero no le sentó nada bien la celebración de Piqué.

Tampoco sentó nada bien la actitud de Gerard a otros futbolistas del conjunto perico, como Granero, que manifestó que "si quieres que te respeten, primero respeta tú".

Ataque final

 Tras el empate en Cornellá, Piqué lanzó su último ataque al rival vecinal. "El Espanyol está cada vez más desarraigado de Barcelona y tiene un presidente chino. Se quejan de que diga esto y no investigan los insultos a mi familia. Mandar callar era lo mínimo que podía hacer", declaró.