Pau Gasol discute una amonestación con el árbitro
Pau Gasol discute una amonestación con el árbitro. LARRY W. SMITH / EFE

La historia se repitió, Los Angeles Lakers tuvieron al escolta Kobe Bryant, al ala-pívot español Pau Gasol y a la suerte de su lado para vencer por 94-95 a los Thunder de Oklahoma City en el sexto partido de la eliminatoria de la Conferencia Oeste que ganaron por 4-2 al mejor de siete.

Los Lakers, que defienden el título de campeones de liga, tendrán como rival en la semifinales de la Conferencia Oeste a los Jazz de Utah que derrotaron 112-104 a los Nuggets de Denver en el sexto partido de la eliminatoria y ganaron 4-2 la serie al mejor de siete.

El partido, como se esperaba, estuvo lleno de intensidad, igualdad y gran baloncesto por parte de ambos equipos, que además también aportó el duelo individual entre Bryant y el alero Kevin Durant, que iba caer del lado de la estrella de los Lakers.

Sin embargo, el gran héroe del partido iba a ser Gasol, el jugador español, que hizo una gran labor bajo los aros al conseguir 18 rebotes, el último de oro, porque con sólo cinco décimas de segundo para concluir el tiempo reglamentario le permitió anotar la canasta del triunfo.

Gasol, que no había anotado ningún punto en la segunda parte, guardo los dos de oro para asegurar el triunfo
Gasol, que no había anotado ningún punto en la segunda parte, guardo los dos de oro para asegurar un triunfo que también permitió a su equipo ganar la serie y pasar a las semifinales después que Bryant había fallado el último tiro a canasta de los Lakers.

El internacional español no tuvo más mérito que estar bien situado bajo el aro y ver como el pívot Nick Collison no estaba a su lado para que el balón le llegase rebotado a sus manos, se elevase y anotase fácil.

De nuevo, el factor suerte acompañó a Gasol y a lo Lakers para ganar un partido y dejar eliminado a un equipo, el más joven de la NBA, que les ha dejado al descubierto que no son los mejores como conjunto y con muchas interrogantes en su juego de cara al futuro de la competición.

Gran juego defensivo

El jugador de Sant Boi disputó 39 minutos para anotar sólo nueve puntos después de fallar 7 de 11 tiros de campo y sólo hizo dos tiros de personal con un acierto. Sin embargo, la figura de Gasol se creció en el juego defensivo a ser clave con 13 rebotes y cinco ofensivos, el último, decisivo para su equipo y frustrante para los Thunder, que con mejor juego de equipo lograron remontar una desventaja de siete tantos (84-91) en el cuarto periodo.

Antes Bryant, en su línea de líder y ser el único que decide en los partidos claves, se cargó al equipo sobre los hombros para aportar 32 puntos. Bryant anotó 12 de 25 tiros de campo, incluidos 3 de 4 triples, y 5-7 desde la línea de personal, capturó siete rebotes, repartió tres asistencias, pero perdió cinco balones.