Ezequiel Garay
Ezequiel Garay, en una imagen de archivo. EFE / ARCHIVO

Ezequiel Garay, defensa central argentino del Real Madrid, ha fichado por el Benfica, en un traspaso que se daba por cerrado en Portugal desde hace varios días y que finalmente se ha ejecutado de forma independiente al de Fábio Coentrao.

El conjunto luso ha hecho oficial la contratación del argentino y ha publicado una fotografía en las redes sociales en la que se observa a Garay en el momento de estampar su firma, esta misma tarde en Santa Fé, donde el defensa se encuentra concentrado con su selección.

La llegada de Varane al Real Madrid cerró definitivamente la puerta al argentino

El montante de la operación no ha trascendido hasta el momento, aunque los medios lusos hablaban de cantidades que oscilan entre los cinco y los diez millones de euros.

El central llega para ocupar el hueco dejado en el eje de la zaga por el brasileño David Luiz, quien abandonó el Benfica en enero del año pasado rumbo al Chelsea inglés.

Sus sustitutos hasta ahora -Jardel y Sídnei- no llegaron a convencer a su técnico, Jorge Jesús, por lo que reforzar la posición de central era una prioridad para el equipo lisboeta.

La duda reside ahora en la continuidad de su teórico compañero de defensa, el internacional brasileño y capitán del Benfica Luisao, a quien algunos sitúan lejos del Estadio de la Luz.

Casi sin oportunidades en Madrid

Garay llegó al Real Madrid hace dos temporadas por diez millones de euros procedente del Racing de Santander, donde destacó tanto por su contundencia defensiva como por su potencia en el juego aéreo y habilidad en los tiros libres.

En la campaña 2009-2010, Garay aprovechó la baja de Pepe durante el tramo final de Liga para formar junto a Raúl Albiol la pareja de centrales titular del equipo blanco.

Sin embargo, con la llegada de Mourinho las oportunidades disminuyeron notablemente -de hecho sólo jugo ocho partidos entre Liga, Copa y Champions-, ya que al fichaje de Ricardo Carvalho se sumó también la opción de colocar a Sergio Ramos en el centro de la zaga y sustituirlo en el lateral derecho por Alvaro Arbeloa.

La incorporación del joven central francés Varane dificultaba más si cabe su permanencia en el Real Madrid, lo que le ha derivado en su salida dirección a Lisboa.

El nombre de Garay se mencionó como posible moneda de cambio para abaratar el traspaso de Coentrao al Real Madrid, aunque finalmente el equipo blanco acabó pagando los 30 millones de euros que figuraban en su cláusula de rescisión.