Entrenamiento del Jumilla
Instalaciones deportivas Miguel Induráin de Ceutí (Murcia) donde entrena el Jumilla. EFE

El Fútbol Club Jumilla, de Segunda B, presidido por el chino Li Xiang, ha emitido este lunes un comunicado oficial en el que reconoce la detención de dos de sus jugadores, si bien no facilita identidades y advierte que la investigación por el presunto amaño de partidos es de antes de su llegada a la entidad.

En el comunicado el club murciano "se mantiene al margen de las informaciones sobre la supuesta trama dedicada al amaño masivo de partidos" y considera "la presunción de inocencia" de los dos jugadores.

Aclara que ninguno de sus miembros hará declaración alguna a los medios de comunicación "respetando la labor policial y judicial", a la vez que manifiesta su total predisposición a colaborar en todo momento con la investigación.

La actual directiva del Fútbol Club Jumilla indica en su comunicado que mantendrá "su estricta política de trabajo bajo la mayor transparencia, velando por la integridad de la competición, prohibiendo contundentemente las apuestas deportivas dentro del alcance de la actividad deportiva del club, así como cualquier práctica que no respete los valores de nuestro deporte".

Los dos jugadores detenidos iban a iniciar el entrenamiento con el resto de sus compañeros en el campo de fútbol del complejo deportivo Miguel Induráin de Ceutí cuando agentes de la UDEV se personaron en el lugar para proceder a su arresto.

Según fuentes de la investigación, además de estos dos jugadores, otros cuatro jugadores de fútbol han sido detenidos en la Comunidad de Murcia, en concreto en Águilas y Murcia.