Robbie Rogers
El exfutbolista estadounidense, Robbie Rogers. Twitter @robbierogers

Ocho futbolistas profesionales de Inglaterra han confesado a sus compañeros de equipo y a la Asociación de Futbolistas Profesionales su condición homosexual, pero no la hacen pública por miedo a la reacción de los fans y de los medios de comunicación. Esta es la revelación que ha publicado el semanario The Observer (publicación dominical de The Guardian) en el Reino Unido.

En el reportaje, el semanario explica que Clarke Carlisle, presidente de la Asociación de Futbolistas Profesionales de Inglaterra, ha revelado que hasta ocho jugadores se han dirigido a él para confesarle que son gays. Según The Observer, siete de ellos han admitido que no hacen pública su sexualidad "no por la reacción del vestuario o del club, sino por la potencial reacción de los medios y los aficionados".

"El problema es qué pasa después"

El reportaje también cita a una asociación llamada Gay Football Supporters' Network (Red de Hinchas Gays de Fútbol), cuyo presidente, Chris Basiurski, reconoce que la reacción del público sigue siendo un problema: "El peligro no es tanto salir (del armario), sino qué pasa después". Basiurski recuerda el caso de Justin Fashanu, primer y único jugador que declaró su homosexualidad y no se retiró, y cuya carrera sufrió un "grave daño" tras su confesión. Fashanu acabó suicidándose en 1990.

Justin Fashanu confesó su homosexualidad y su carrera sufrió un grave daño

El último ejemplo de futbolista que ha salido del armario, no obstante, es el del estadounidense Robbie Rogers, jugador del Leeds United. El pasado mes de febrero, Rogers declaró su homosexualidad pero al mismo tiempo anunció su retirada. Y más recientemente, el jugador de la NBA Jason Collins también reveló su condición sexual.

En Inglaterra, los hinchas del Brighton & Hove Albion (Brighton está considerada como la capital gay del Reino Unido) pidieron a las autoridades futbolísticas que incrementen sus esfuerzos para atajar la homofobia en el fútbol, después de que un estudio revelara que en el 72% de los partidos de este equipo de hubo manifestaciones homofóbicas contra ellos.