España sub 20
Juan Surraco (d), de la selección de fútbol de Uruguay, disputa el balón con Gerard Pique (i) de España (EFE). EFE

El sevillista Diego Capel salvó los muebles de la selección española en el debut del mundial sub 20 de Canadá con un precioso gol de vaselina en el descuento que igualó la ventaja de dos goles que llegó a alcanzar Uruguay al inicio de la segunda mitad.

El escurridizo e insistente extremo izquierdo andaluz cazó un despeje fuera del área de Goicoechea para batirle con un tiro inmejorable, por lo pegado que entró al larguero (m.93).

Ese tanto, unido a otro anterior de Adrián López (72) con un espléndido cabezazo a centro de Barragán, equilibraron los dos goles de Cavani (47) y Luis Suárez (52) con los que, justamente, se había adelantado la selección celeste.

Comenzó mejor Uruguay

Uruguay marcó sus tantos al principio del segundo tiempo, pero bien pudo haberlo hecho en la primera mitad.

Uruguay marcó sus tantos al principio del segundo tiempo, pero bien pudo haberlo hecho en la primera mitad

España parecía muerta, pero a medida que iban pasando los minutos Uruguay cedía físicamente y permitió la aparición de la estrella roja, Mata, que en cada balón que tocaba en la parte final del choque le hacía un roto a la defensa rival. El más importante, la jugada del 1-2.

Con su futbolista más creativo entrando en juego y con el poderío que le dio la entrada del hispano-nigeriano Stephen Sunny, España empezó a encontrarse y la duda de que llegase el 2-2 era sólo si iba a tener tiempo para ello o si sería capaz de aprovechar las ocasiones que seguro iba a tener.

La primera la marró Marcos ante Goicoechea (m.85); en la segunda, marcó Piqué, pero con la mano (m.91); y en la tercera, Capel, sin duda el jugador más activo y destacado de España, encontró el toque lo suficientemente sutil, pero también lo fuerte que necesitaba, para poner el 2-2 ante la estirada de un Goicoechea que no había hecho un mal despeje.

Ese gol, que premió el gran final del partido de los de Ginés Meléndez, cambió totalmente la decoración a España para lo que le espera el resto de torneo.

De aspirar, como mucho, a ser segundo de grupo, al equipo español se le abrieron de nuevo las puertas para hacer el campeonato que esperaba. Es decir, para intentar ser primero de grupo y, en adelante, ir partido a partido aspirando a lo máximo.

Si es capaz de jugar como lo hizo hoy en los últimos 20 minutos, sin duda tendrá muchas posibilidades de alcanzarlo.

Ficha técnica:

2. España: Antonio Adán; Antonio Barragán, Marc Valiente, Gerard Piqué, Roberto Canella; Javi García (m.60, Stephen Sunny), Mario Suárez; Toni Calvo (m.56, Marcos), Juan Manuel Mata, Diego Capel; y Alberto Bueno (m.52, Adrián López). Entrenador: Ginés Meléndez.

2.- Uruguay: Mauro Goicoechea; Damián Suárez (m.66, Bruno Montelongo), Gary Kagelmacher, Martín Cáceres, Juan Manuel Díaz; Román Marcel, Mathias Cardaccio (m.75, Enzo Ruiz), Hugo Arizmendi; Juan Surraco (m.60, Mauricio Prieto), Edison Cavani y Luis Suárez. Entrenador: Gustavo Ferrín.

Goles: 0-1, m.47: Edison Cavani; 0-2, m.56: Luis Suárez; 1-2, m.72: Adrián López; 2-2, m.93: Diego Capel.

Árbitro: Wolfgang Stark (GER). Mostró tarjeta amarilla a los españoles Toni Calvo y Mario Suárez, y a los uruguayos Gary Kagelmacher y Juan Manuel Díaz.

Incidencias: Prácticamente lleno el Swangard Stadium. Unos 10.000 espectadores, entre ellos decenas de seguidores uruguayos y españoles. Algo de calor y terreno de juego, de césped natural, en buenas condiciones.