Raúl
Raúl, en rueda de prensa. Archivo. Agencias

Raúl González, capitán del Real Madrid, señaló que "Capello tiene toda la culpa" de la mejoría del equipo, que les ha llevado al liderato, y afirmó que han "recuperado el espíritu y la garra que siempre caracterizó al club".

El capitán del Real Madrid habló claro sobre Capello. Espera su continuidad porque admite que el club necesita "estabilidad" y ligó las características de su entrenador a la mejoría del equipo.

"Capello tiene toda la culpa. Es nuestro entrenador y nos ha intentado inculcar sus valores. Los comienzos de la temporada no fueron fáciles para nadie, pero en los últimos meses hemos recuperado ese espíritu, la garra que nos ha caracterizado siempre, y el juego", admitió.

Es nuestro entrenador y nos ha intentado inculcar sus valores

"La estabilidad es positiva para el club y el entrenador tiene dos años más de contrato. El objetivo ahora es pelear y conseguir la Liga, irnos de vacaciones y volver todos juntos", agregó.

Raúl analizó lo que resta de temporada. Señaló la próxima jornada como la decisiva para el título liguero y reconoció que el encuentro que el Real Madrid afronta en Huelva será el más complicado hasta el final.

"Estamos en una situación privilegiada, somos líderes pero sabemos que ganar la Liga pasa por ganar los cuatro partidos que quedan. Si en Huelva no conseguimos los tres puntos los rivales nos pasarán", afirmó.

"Esta jornada es importante porque los cuatro de arriba tenemos partidos muy complicados. Quien consiga los tres puntos va a tener mucho recorrido hecho. De nuestros cuatro partidos éste es el más peligroso".

Felicitaciones al Sevilla

Raúl felicitó y piropeó al Sevilla por su triunfo en la Copa de la Uefa, y metió al Valencia en los equipos que van a luchar por el título hasta la última jornada.

Si en Huelva no conseguimos los tres puntos los rivales nos pasarán

"Con nosotros Barcelona, Sevilla y Valencia tienen muchas posibilidades de conseguir la Liga. El Sevilla tras ganar la UEFA está con mucha confianza, el Barcelona después de algún mal resultado lo puede acusar pero los equipos grandes sacan su buen fútbol en situaciones así", opinó.

Por último, explicó su reacción cuando fue sustituido ante el Espanyol en el último minuto, tras la remontada, y se marchó del campo en una imagen similar a la de Juanito, saltando en su camino hasta el banquillo.

"Juanito es un símbolo para el madridismo y no tiene nada que ver esa imagen. Después de lo sufrido, tirar la Liga en casa ante el Espanyol nos dolía mucho pero el equipo reaccionó y nos dio una gran alegría", agregó.