Alonso y Raikkonen
Fernando Alonso y Kimi Raikkonen durante los entrenamientos en Melbourne (EFE). EFE

Fernando Alonso, campeón del mundo, partirá desde la segunda posición en el GP de Australia, desde la que intentará sumar la primera victoria de la temporada a los mandos de su McLaren Mercedes.

Pese a las circunstancias -neumáticos nuevos, cambio de escudería, nuevo coche, ...- el asturiano ha demostrado que está en forma y puede aspirar a todo en Melbourne.

Felipe Massa, el gran favorito a priori, saldrá desde el decimosexto lugar

La velocidad punta de Ferrari, mayor que la de McLaren, no ha impedido al bicampeón del mundo marcar de cerca al 'hombre de hielo', un Kimi Raikkonen que tiene la posibilidad darle a su nuevo equipo, Ferrari, la primera alegría de la temporada.

Y es que Felipe Massa, el gran favorito a priori para el primer Gran Premio, difícilmente podrá lograrlo al partir desde el decimosexto lugar tras romper la caja de cambios durante la segunda sesión de los entrenamientos oficiales del sábado.

Así las cosas, Alonso y Raikkonen protagonizarán el primer gran duelo de la campaña 2007, como aquellos que brindaron a la afición hace dos temporadas, en la que Alonso consiguió su primer título.

No es cosa de dos

la lucha por cruzar en primer lugar la línea de meta tras las 58 vueltas a Albert Park, no será cosa tan solo de dos

Sin embargo, la lucha por cruzar en primer lugar la línea de meta tras las 58 vueltas que habrá que rodar en Albert Park, no será cosa tan solo de dos: Nick Heidfeld ha demostrado en los entrenamientos que su Sauber BMW está entre los mejores. El debutante Lewis Hamilton tampoco dará su brazo a torcer teniendo en cuenta los 'tiempazos' que ha conseguido; y no hay que perder de vista a un Robert Kubica también muy entonado.

Todo esto, y la nueva reglamentación de 2007, harán que la presente sea una de las temporadas más abiertas de la fórmula 1. El espectáculo, sin duda, está garantizado.

El duelo

En cualquier caso, sin Schumacher en pista, Fernando Alonso es la referencia de todos los aspirantes. El hombre al que hay que destronar, al que hay que batir. El asturiano, que tiene un doctorado ya en superar adversidades, se muestra cauto antes de la carrera: "Quizá imposible alcanzar a los Ferrari, pero un podio sería buenísimo". Aunque, a su vez, comenta: "la única opción para estar delante sería superar a Kimi en la salida".

Alonso lo intentará, pero sus posibilidades son algo limitadas debido a la diferencia de velocidad que existe a día de hoy entre McLaren y Ferrari. En cualquier caso, no hay un duelo más atractivo para la primera carrera: El campeón consagrado frente a la eterna promesa.

Encuesta

¿Crees que Alonso ganará el Gran Premio de Australia?

Sí.
51,88 % (152 votos)
No. Se lo adjudicará Raikkonen.
33,11 % (97 votos)
No. Vencerá otro corredor.
15,02 % (44 votos)