En la locura de Australia un error de Renault privó a Alonso de subir al podio

Fernando Alonso (dcha), de Renault, tras salirse de la pista después de que varios monoplazas se vieran implicados en un choque
Fernando Alonso (dcha), de Renault, tras salirse de la pista después de que varios monoplazas se vieran implicados en un choque
EFE

Fue una carrera loca y llenas de contratiempos, de adversidades. A pesar de ello, Fernando Alonso arañó un quinto puesto que le supo a gloria.

Sin embargo, el asturiano pudo alcanzar incluso el podio en Australia. Y es que, con la carrera neutralizada y en un auténtico ejercicio de supervivencia, Alonso entró en boxes. La sorpresa con la que se encontró el asturiano fue ver a su compañero Nelson Piquet repostando. Fue un error en cadena de Renault que hizo que Alonso perdiera diez segundos por tener que esperar al brasileño.

Sin esa pérdida de tiempo, el piloto asturiano habría quedado por delante de Lewis Hamilton y Timo Glock. O lo que es lo mismo, habría acabado en tercer lugar.

Con todo, el quinto puesto de Alonso se antoja satisfactorio, y más por cómo fue la carrera. Accidentes, carrera neutralizada y una auténtica batalla de supervivencia son algunos de los calificativos del primer Gran Premio de la temporada.

Fernando no quedó satisfecho con el KERS, el R29 no pasó la prueba (fue lento), los difusores siguen dando mucho que hablar y la siguiente carrera ya está al llegar: menos de seis días para Malasia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento