Por fin una victoria
Luccin defiende el balón ante la presión del jugador del Murcia Goitom. efe

El Real Zaragoza rompió ayer su racha de nueve jornadas sin ganar en Liga y dio el primer paso para enderezar el rumbo en la clasificación. La eficacia goleadora de Oliveira y Diego Milito fue clave para que el nuevo técnico, Ánder Garitano, se estrenara con victoria en La Romareda.

El conjunto aragonés empezó el partido con ganas, presionando al rival en el centro del campo, pero, fue el cuadro pimentonero el primero en crear peligro en un remate de Mejía, que salvó César.

Ventaja en el marcador

La respuesta zaragocista fue contundente al aprovechar Oliveira un error defensivo para marcar el primer gol en el minuto 34. Esa ventaja hizo recular al Zaragoza, como suele ocurrir siempre, y el equipo se defendió como pudo hasta el final del primer tiempo.
Sin embargo, esta vez el descanso sentó bien a los hombres de Garitano, que empezaron la segunda parte dispuestos a sellar su victoria. Primero Ayala remató al larguero, luego la tuvo Sergio y finalmente, Diego Milito acertó con el 2-0. El propio Diego firmó el tercero y sentenció el partido en el minuto 81. El Murcia marcó al final.

Garitano, «feliz» con su equipo

«He visto a mi equipo fenomenal, muy bien puesto sobre el campo en todos los aspectos, bien con la pelota e inteligente sin ella», aseguró el técnico del Real Zaragoza, Ánder Garitano. El preparador vizcaíno explicó que la victoria «dará tranquilidad al equipo y permitirá recuperar el fútbol que esta plantilla tiene dentro». El técnico del Murcia, Lucas Alcaraz, aseguró que su equipo «mereció más» en el primer tiempo.