Ahmed Eid y el árbitro Howard Webb
El jugador egipcio Ahmed Eid (d) se dirige al árbitro Howard Webb, después de que el colegiado señalara penalti a favor de la selección de Brasil. Antonio Lacerda / EFE

La FIFA ha desestimado la queja presentada este lunes por la selección de Egipto, con motivo del penalti pitado por mano, en su contra, a pocos minutos del final del partido ante Brasil en la Copa Confederaciones y que supuso el tanto de la victoria para la selección brasileña (4-3).

El campeón africano, que no criticó la decisión, aseguraba que ésta había sido tomada desde fuera del terreno de juego, después de que el cuarto árbitro viese, en la repetición televisiva, que el defensa egipcio había despejado con el brazo un remate del brasileño Lucio.

En sus alegaciones, la delegación egipcia aseguró que el árbitro británico Howard Webb y el asistente pitaron córner en el momento de los hechos.

La FIFA, en un comunicado, ha afirmado que, tras analizar los hechos, considera que fue el asistente Mike Mullarkey el que "confirmó el penalti al colegiado desde su ángulo de visión" dando la polémica por zanjada.