Fidel Alonso
Fidel Alonso realiza un salto en una estación. CÉSAR DE LA HOZ

Nacido el 8 de agosto de 1979. Es uno de los Pro Riders más mediáticos del panorama español. Como diría aquel: fantástico profesional y aun mejor persona. Cambió el balón por la tabla de snowboard hace 14 años y desde entonces Bidel Alonso se mantiene en lo más alto. La frase es metafórica y literal: siempre intentará un nuevo truco que desafíe a la gravedad.

¿Por qué el 'snowboard'?
Conocí el snowboard y una estación de esquí por primera vez cuando tenía 18 años. Abandoné el fútbol sala cuando estaba en lo más alto para irme a la montaña hacia los 21 años y luchar por un nuevo objetivo. El snowboard significa mucho para mí, es lo que hizo que cambiase mi vida en un viaje a Suiza en el año 1998.

¿Qué fuerza impulsa una mañana con mucho frío a dejar la cama y hacer 'snow'?
Hay días muy duros en que lo último que te apetece es salir ahí fuera a darlo todo, pero el solo hecho de sentirte afortunado de trabajar en lo que te gusta y tener la sensación de deslizarte por la nieve, te hace pegar un salto de la cama.

¿El 'snow' es caro?
Digamos que no es barato, pero un novato puede encontrar un pack completo de material por un precio 'aceptable'. Por 300 a e incluso menos se puede tener un equipo para aprender.

Un novato puede encontrar un pack completo de material por un precio 'aceptable'

¿Hay mucho pique entre 'snowboarders' y esquiadores?
Muchos de los riders con los que habitúo a entrenar y disfrutar diariamente en el snowpark son esquiadores, con lo que existe un respeto mutuo y funcionamos como un grupo. No creo que haya ese pique y, de haber alguno, suele ser el del dominguero de turno que sigue pensando que las tablas deberían estar prohibidas, o el caso al revés.

¿Cuánto tiempo tarda en vestirse?
Para mí es todo un ritual porque no solo te pones la chaqueta y un pantalón sino que tienes que ponerte protecciones debajo de la ropa, no olvidar los guantes, la crema protectora solar, etc. Lo dejo todo preparado la noche anterior, pero los 15 minutos no me los quita nadie.

¿Un truco o algo inolvidable?
Recuerdo con gran felicidad el first descent que hice en Canadá hace unos años sobre más de 12 metros de nieve virgen en una pendiente de locos y previa subida en un helicóptero. Adrenalínico e inolvidable.

Sí que he tenido miedo sobre la tabla y de hecho creo que es lo mejor que nos puede pasar¿Su peor lesión? ¿Ha tenido miedo sobre la tabla?
Los últimos años han sido durillos con lesiones que van y que vienen. Sí que he tenido miedo sobre la tabla y de hecho creo que es lo mejor que nos puede pasar para no creernos invencibles. Quizás lo peor es cuando estás volando en un salto grande y te das cuenta de que has cometido un error al salir de la rampa y sabes que algo va mal, muy mal. Ese espacio de tiempo esperando el duro golpe es interminable y se pasa miedo.

¿Cómo les afecta la crisis?
Bastante. La crisis se ha cargado muchas de las competiciones y circuitos importantes que estaban ayudando mucho. Además, los patrocinadores se han visto obligados a recortar los presupuestos destinados al patrocinio de los atletas. Y si a esto le unimos que faltan snowparks dignos en muchas estaciones donde los atletas puedan entrenar y mejorar...

Y cuando deje el 'snow', ¿qué?
Creo que hay una carencia de educación en mi sector que es urgente solucionar. En todos estos años, yo no he parado de formarme y estar involucrado en diferentes proyectos y negocios en cada hora libre que tenía. Ahora estoy dirigiendo el departamento de marketing de un proyecto internacional turístico en Mallorca que cuenta con unas olas artificiales de ensueño para los deportes de tabla, se llama Wave House.

¿Se corresponde la imagen de fiesta y buena vida de los 'riders' con la realidad?
La vida que yo conozco es la del sacrificio, entrenamiento, salud y aprendizaje, y lo que obtienes es una buena vida gracias a todo esto. Pero esto escuece a más de uno en el mundillo del snowboard porque parece que no hay que seguir ninguna norma ni ley y si no lo haces serás criticado porque ya no eres cool. En realidad esta imagen que a veces se nos atribuye es un poco distorsionada aunque a algunos, en efecto, les gusta dar esa faceta de rebeldía.

¿El 'snowboard' le da para vivir?
Afortunadamente sí, aunque ahora más que nunca hay que luchar al máximo porque las cosas no están fáciles. Doy gracias por ello a todos mis patrocinadores.

¿A la nieve se la odia y se la ama?
Si la temes la podrás amar; si no la temes y un día te juega una mala pasada, seguro que la odiarás.

¿Alguna vez ha tenido que bajar a toda velocidad perseguido por un alud?
Uno que recuerdo con angustia fue hace muchos años en los Alpes franceses. Son de esos momentos en los que dices: "¿Por qué coño me habré metido aquí?". Se me quitaron las ganas durante un buen tiempo de surfear.