Fichajes chollo y fracasos
Kaká, Ibrahimovic, Denilson, Laudrup, Roberto Carlos y Mata, fracasos y chollos. ARCHIVO

El escaso coste del fichaje de David Villa por el Atlético de Madrid (entre 2,1 y 5,1 millones de euros) deja la sensación de que en el Manzanares se han llevado un chollo, mientras que el negocio ha sido nefasto para el Barça, pues el jugador le costó 40 millones.

Por supuesto, no es un caso aislado, pues son infinidad los casos de jugadores que han costado millonadas y que después no lo han justificado en el campo y los clubes además no han recuperado ni de cerca lo pagado por el traspaso inicial. También son muchos los casos de futbolistas que han llegado a precios reducidísimoso gratis y después su rendimiento ha sido colosal. Repasemos los casos más representativos de ambos:

LOS PEORES FICHAJES

- Kaká. El ejemplo de mal fichaje por antonomasia, el brasileño llegó al Real Madrid con la vitola de Balón de Oro (apenas un año y medio antes) y por una cifra astronómica: 65 millones de euros. No ha demostrado ni de lejos la calidad que se le presuponía y el club lleva años intentando venderle sin éxito, su altísima (9 'kilos') ficha lo ha imposible.

- Ibrahimovic: Llegó al Barça en 2009 por unos 50 millones más el pase de Eto'o (estimado en unos 20) y solo duró un año en el Camp Nou. Su rendimiento fue irregular, marcó 16 goles en Liga y acabó como suplente. Su relación con Guardiola fue muy mala y acabó traspasado a final de esa misma temporada por 24 millones al Milan.

- Chygrynskyi: La apuesta de Guardiola para el eje de la defensa costó 25 millones. Nunca se adaptó y su rendimiento fue desastroso en las pocas ocasiones en las que jugó. Un año duró en Barcelona, que al menos recuperó 15 millones al revenderlo a su club de origen, el Shakhtar Donestk.

- Jonathan Woodgate: 22 millones de euros pagó el Real Madrid por el central inglés. Sin embargo, Woodgate vivió un calvario con las lesiones desde su llegada a España y apenas jugó 10 partidos con el equipo blanco. Dos años después, le vendió por unos 8 millones.

- Javier Saviola: El delantero argentino llegó al Camp Nou como una de las grandes promesas del fútbol argentino por 24 millones de euros. Su rendimiento en el Barça no fue bueno y, para colmo, se acabó marchando al Real Madrid gratis.

- Flavio Conceicao: Nada menos que 4.100 millones de pesetas pagó por él el Real Madrid al Deportivo. Las continuas lesiones y su mal rendimiento hicieron que su papel en las tres temporadas en las que estuvo en el equipo blanco fuera testimonial. Acabó yéndose al Galatasaray a coste cero.

- Denilson: Hubo una época en la que no solo Madrid y Barça fichaban caro. El Betis se gastó 5.300 millones de pesetas en el brasileño, convirtiéndole en el fichaje más caro en ese momento, y Denilson fue un gran fiasco. No fue ni la sombra de lo que se esperaba de la mayor promesa del fútbol en Brasil.

- Roberto Ríos. Fichó por el Athletic por 2.000 millones de pesetas, siendo el fichaje más caro de un jugador español por aquel entonces. Su rendimiento estuvo lejos de lo esperado, perdiendo incluso la titularidad.

- Robert Prosinecki. El fichaje fallido por antonomasia, el genio de cristal croata llegó a Madrid en 1991 por 1.000 millones de pesetas como la gran promesa del fútbol mundial. Sus continuas lesiones le impidieron jugar con continuidad y le dejaron una frágil salud para la práctica futbolística. Su posterior fichaje por el Barça es una de las cosas más incomprensibles que se recuerdan.

LOS MAYORES CHOLLOS DE LA LIGA

- Michael Laudrup. Es el chollo por excelencia, y lo fue además por partida doble. Llegó al Barça con la carta de libertad de la Juventus y en el Camp Nou se consagró como uno de los mejores jugadores del mundo y uno de los más elegantes de la historia. Tras cinco años exitosos, llegó a Madrid también sin costar un duro, donde aún demostró su genialidad durante dos temporadas más.

- Milinko Pantic: Llegó al Atlético de Madrid en medio del anonimato y procedente del Panionios por menos de 100 millones de pesetas. Fue uno de los líderes del doblete y en el Calderón aún recuerdan sus lanzamientos de falta y su cabezazo que dio el título de Copa en la final ante el Barça.

- Roberto Carlos: Cuando el Madrid fichó a un lateral brasileño procedente del Inter por 500 millones de pesetas, pocos imaginaban la relevancia de un jugador que actuaba en esa posición. Su rendimiento fue tal que está considerado -con permiso de Maldini- el mejor en su puesto de la historia.

- Freddy Kanouté: El mejor jugador de la historia del Sevilla llegó procedente de Inglaterra y por 6,5 millones de euros. Ha liderado al equipo en una etapa plagada de éxitos y títulos, la mejor sin duda del conjunto hispalense.

- Juan Mata. El canterano del Real Madrid se cansó de esperar una oportunidad en el primer equipo y el Valencia lo vio claro, solo tuvo que pagar unos derechos de formación para llevarse a la perla asturiana. Su rendimiento fue excepcional y su venta dejó en las necesitadas arcas del club levantino 28 millones de euros.