Felipe Massa en su Ferrari
El piloto brasileño Felipe Massa al volante de su Ferrari en el GP de Australia Roland Weihrauch/EFE

Si hay un equipo que ha fracasado rotundamente en este Gran Premio de Australia, ese no es otro que Ferrari. Ninguno de los dos pilotos de la escudería italiana ha logrado puntuar y han confirmado que hay mucho por mejorar en el actual equipo campeón del Mundial de constructores.

Tras un mal año 2008, maquillado tras estar Felipe Massa a punto de dar la sorpresa en el último GP de Brasil, en Ferrari se decidió volver a confiar en los dos mismos pilotos, el brasileño y Kimi Raikkonen, pero de momento el arranque de la temporada no puede ser mal desalentador. 

Tanto Massa como Raikkonen sufrieron sendos problemas mecánicos que les apartaron de los puestos delanteros. El brasileño no logró acabar la carrera, mientras que el finlandés sólo logró ser decimoquinto, resultados muy lejos de las expectativas de una escudería que esperar recuperar este año el título del Mundial de pilotos que les arrebató Hamilton la temporada pasada.