Roger Federer venció a Andy Murray en la final del Abierto de Estados Unidos por un contundente 6-2, 7-5, 6-2.

El suizo, número 2 del mundo, estuvo incuestionable durante prácticamente todo el partido. Sólo en el segundo set despegó algo su rival, pero se quedó en espejismo en el comienzo del tercer set.

Una de las claves estuvo en la facilidad para romper el servicio de Murray: hasta en 7 ocasiones lo logró Fereder, que consiguió la victoria en la segunda bola de partido.

Este triunfo supone la quinta victoria consecutiva de Roger Federer en el Abierto de Estados Unidos, donde también ha conseguido ganar 34 partidos consecutivos en Nueva York.

Sólo los Connors y Sampras habían logrado cinco victorias en este gran slam, pero no de manera consecutiva.