Kimi Raikkonen
El piloto de Fórmula Uno Kimi Raikkonen,(Kerim Okten / EFE) EFE

Ferrari, esta vez con el finlandés Kimi Raikkonen al frente, volvió a ser, como ya sucedió la semana pasada en Malasia, el equipo más fuerte en las dos sesiones de entrenamientos libres del viernes, esta vez para el Gran Premio de Bahrein , en las que el líder del Mundial, el español Fernando Alonso (McLaren-Mercedes), rodó sin obsesionarse con estar más cerca de su rival.

En los primeros, dominio también de Ferrari

Por la mañana Raikkonen fue de largo el más rápido , con un tiempo de 1:33.162. A algo más de medio segundo acabó Massa, y a poco menos de uno, los dos pilotos de McLaren-Mercedes, con Hamilton por delante del bicampeón mundial español, que fue cuatro.

El finlandés, ganador del gran premio de Australia y tercero en el de Malasia, logró su mejor tiempo en su primera salida a la pista. Luego nadie fue capaz de acercarse a su registro. El que más cerca estuvo fue Massa, que lo hizo a 517 milésimas. Hamilton fue tercero a 948 y Alonso, cuarto a 999.

Ni Raikkonen ni Alonso estuvieron ajenos a los sobresaltos. Ambos protagonizaron un par de ligeras salidas de pista, aunque siempre sin problemas para regresar al trazado bahrainí, cuyo estado mejoró hoy gracias a la intensa tormenta que cayó el jueves por la noche y que limpió el polvo de arena que estaba acumulado sobre el asfalto.

En su primer intento de vuelta rápida, tanto Alonso como Hamilton acabaron a segundo y medio de Raikkonen. En el segundo los dos consiguieron bajar, por muy poco, del segundo de desventaja.

Y por la tarde, nada cambia

Ya por la tarde, el panorama apenas cambió, aunque Raikkonen volvió a marcar la pauta, esta vez con un margen bastante menor respecto a sus rivales. El finlandés dio un golpe de autoridad en la parte final de la tanda.

Hamilton fue esta vez segundo a sólo trece milésimas. El polaco Robert Kubica (BMW Sauber), con un coche presumiblemente poco cargado de combustible, acabó tercero a poco más de dos décimas del segundo clasificado en el Mundial de pilotos 2007.

Hamilton fue esta vez segundo a sólo trece milésimas

Massa rodó cuarto por la tarde, a 245 milésimas de Raikkonen, mientras que Alonso acabó quinto a 257.

El incidente de la segunda sesión y de la jornada lo protagonizó el británico Jenson Button (Honda), que a falta de 24 minutos para acabar tuvo que retirarse a un lado después de que su motor reventase y comenzase a desprender llamas.

El aceite que el propulsor dejó sobre la pista hizo que acto seguido Massa, al pasar sobre él, hiciese un trompo sin mayores consecuencias. Además, después de abandonar su bólido, éste lentamente comenzó a moverse solo marcha atrás hacia la pista, a la que no llegó por muy poco. Nick Fry, jefe de un equipo que no levanta cabeza, asistió atónito a lo sucedido desde el muro de Sakhir.

Al menos Button tiene el consuelo de que gracias a la nueva reglamentación el cambio de motor no le supondrá la pérdida de diez puestos en la formación de salida de la carrera del domingo, ya que al haber sido el viernes dicha penalización no se aplica, como sí sucedía el año pasado.

Mañana se disputa la tercera y última sesión y libre y la clasificatoria, que servirá para establecer el orden de salida del Gran Premio de Bahreine, tercera cita del Mundial, sobre 57 vueltas (308,238 kms.) al circuito de Sakhir.