Caleb Ewan gana al sprint la undécima etapa del Tour en Toulouse
Caleb Ewan gana al sprint la undécima etapa del Tour en Toulouse ASO / ALEX BROADWAY

El corredor australiano Caleb Ewan (Lotto Soudal) se ha adjudicado la undécima etapa del Tour de Francia, disputada entre Albi y Toulouse sobre 167 kilómetros, tras batir en un final de 'foto finish' al neerlandés Dylan Groenewegen (Jumbo-Visma), y Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) conserva el jersey amarillo.

Fue un triunfo ajustado, por apenas un tubular, el del 'canguro' Caleb Ewan, que se suma al selecto grupo de corredores que tiene en su currículo una victoria de etapa en las tres 'grandes', Giro, Vuelta y ahora Tour de Francia, después de los éxitos en 2015 y 2017 en las rondas española e italiana.

El pelotón se tomó un respiro tras la jornada de descanso y pronto permitió que cuajara una fuga de cuatro corredores -Lilian Calmenaje (Total Direct Energie), Stephane Rossetto y Anthony Pérez (Cofidis), francés con raíces españolas, y Aimé de Gendt (Wanty-Groupe Gobert)- que saltaron del pelotón en los kilómetros iniciales y cuyo último integrante, De Gendt, fue neutralizado a tan sólo 4,5 kilómetros de la meta.

No podía permitir el grupo de velocistas, Dylan Groenewegen, el propio Ewan y el jersey verde Peter Sagan, desperdiciar la oportunidad que le ofrecía el libro de ruta antes de que aparecieran los Pirineos en el horizonte e imprimió un ritmo de caza liderado por el Jumbo-Visma de Groenewegen.

En la primera de las dos jornadas 'de luto' que pidió Mikel Landa tras echar por tierra gran parte de sus opciones de ganar el amarillo, el Movistar volvió a sobresaltarse con una 'montonera' a 30 kilómetros de la llegada que acabó con unos rasguños en el brazo de su líder Nairo Quintana y con el abandono del neerlandés Niki Terpstra.

El susto para el equipo telefónico se quedó ahí, mientras el Jumbo y el Lotto se turnaron en la cabeza del grupo para atrapar al cuarteto de escapados. De Gendt alargó la agonía de los fugados hasta la entrada de Toulouse, donde ganó el ciclista español Juan Antonio Flecha, ahora comentarista, en 2003.

Jumbo alineó el pelotón en el tramo final y la segunda victoria de Groenewegen en este Tour parecía anunciada, con Sagan algo más retrasado cuando se lanzó el sprint en los últimos 250 metros, pero emergió Ewan para mostrar su rueda al neerlandés bajo la pancarta, estrenar su palmarés en el Tour e inscribir su nombre en las carreras más grandes del calendario.

Este jueves el Tour llega a los Pirineos en la duodécima etapa entre Toulouse y Bagneres de Bigorre, de 209,5 kilómetros, con dos subidas de 'primera', el mítico Col de Peyresourde, 13,2 kilómetros al 7 por ciento; y Hourquette d'Ancizan, 9,9 kilómetros al 7,5 por ciento, cuya cumbre está a 30 kilómetros de la llegada.