Eto’o llega a tiempo para frenar la crisis
Samuel Eto’o, sonriente en la rueda de prensa de ayer. (EFE)
Samuel Eto’o puede ser el mejor remedio para paliar la incipiente crisis del Barça, que suma ya tres jornadas de Liga sin ganar. El delantero camerunés, lesionado en una rodilla desde el pasado 27 de septiembre, volvió a entrenarse ayer casi cuatro meses después y lo hizo con una sonrisa de oreja a oreja.

El goleador azulgrana trabajó a un ritmo menor que sus compañeros, pero está muy cerca de regresar a los terrenos de juego, aunque la prudencia sigue estando en boca del propio Eto’o: «No me voy a poner fecha para jugar. Quiero dedicarme a este deporte durante mucho tiempo y no pienso arriesgar mi rodilla para que se vuelva a romper». Eto’o ha prohibido a los medios que le filmen durante esta semana.

Falta trabajo físico

Por otro lado, Frank Rijkaard reconoció ayer que el Barça no está en su mejor estado de forma: «Quizá nos falte algo físicamente, pero con trabajo se volverá a ver al mejor Barça». Rijkaard señaló que «falta agresividad para jugar la pelota y presionar en campo contrario».

Zambrotta vuelve en la Copa

El Barça afronta esta noche en el Camp Nou el partido de vuelta de octavos de la Copa del Rey frente al Alavés; un encuentro donde el conjunto azulgrana defiende el 0-2 logrado la semana pasada en Vitoria. Para afrontar el choque, Frank Rijkaard recupera al italiano Zambrotta, lesionado durante el Mundial de Clubes, mientras que Deco continúa siendo baja. Tampco han entrado en la lista de convocados Gudjohnsen e Iniesta (21.00 horas, PPV).