Estreno a domicilio
El centro del campo fue el lugar donde más rodó el balón en el Córdoba-Granada 74. (MIGUEL SR)

El Granada 74 se aprovechó de un discreto partido del Córdoba para mantener, por primera vez esta temporada, su portería a cero y conquistar sus primeros puntos lejos de Motril en este enfrentamiento de rivalidad regional.

El equipo de Antonio Tapia, fiel a su estilo, no quiso limitarse a defenderse esperarando al rival, sino que buscó la portería rival con ambición y aprovechando la excesiva confianza de los locales.

El Córdoba, más asentado en la clasificación, demostró el por qué comenzando a generar ocasiones claras guiadas por Javi Moreno,especialmente en la segunda parte, aunque el 74 estuvo correcto en defensa.

Se tenía que notar. No en vano ha sido uno de los aspetos en los que más ha trabajado Antonio Tapia durante toda la semana pasada. Además, la entidad presidida por Marsá encontró en las buenas actuaciones de su portero Jaime un cimiento muy sólido para construir un resultado positivo. Aranda, Falcón y Luque, mientras, eran los encargados de llevar el peligro del conjunto granadino.

El 74 aún se mantiene en la zona más peligrosa de la clasificación, con un punto sobre los puestos de descenso.