España llora la plata

Gasol falló el tiro decisivo a falta de dos segundos para el final; Rusia, nueva campeona de Europa.
Gasol se lamenta sobre el parqué del Palacio de los Deportes de Madrid, delante de sus compañeros.(Ángel Díaz / EFE)
Gasol se lamenta sobre el parqué del Palacio de los Deportes de Madrid, delante de sus compañeros.(Ángel Díaz / EFE)

Hundido, entre lágrimas y con la mirada perdida entre las miles de cabezas que le observaban desde las gradas. Pau Gasol, el mejor jugador de España,   vivió ayer en primera persona los sinsabores de la derrota con un lanzamiento final sobre la bocina que repelió el aro y que convirtió a Rusia en nueva campeona de Europa.

Instantes antes, el base estadounidense nacionalizado Robert Holden había colocado al combinado ruso un punto por delante (59-60) con un tiro de dos que pegó en el tablero a falta de dos segundos para el final.

A los campeones del mundo se les atragantó el final del choque. Con cinco puntos de ventaja (59-54) a falta de 1:48 para el final, al conjunto que entrena Pepu Hernández se le paró el reloj.

Dos libres de Kirilenko, una canasta de Morgunov y el robo de balón de Holden fueron sufientes para acabar de desengrasar una maquinaria muy desgastada por el palizón de semifinales ante Grecia.

El comienzo no hizo presagiar un final tan triste, con una España dispuesta a sentenciar desde el primer cuarto (22-11). Pero los rusos demostraron que son extremadamente competitivos y redujeron las distancias (34-31) al descanso.

No hubo despegue

El estreno del tercer periodo trajo la tercera personal de Kirilenko, que fue directo al banquillo. La selección aprovechó la coyuntura para intentar despegarse de nuevo (40-31), pero los rusos no estuvieron por la labor. El final iba a ser apretado. Ambos equipo vivieron en el alambre hasta que a dos segundos del final Holden acertó y Pau falló.

MVP. Andrey Kirilenko

El jugador ruso fue nombrado mejor jugador del Campeonato. Además, estuvo en el quinto ideal del torneo, junto a  Pau Gasol, José Manuel Calderón, el lituano Ramunas Siskauskas y el alemán Nowitzki.

Otra final perdida. Y van seis.

El Campeonato de Europa de Baloncesto sigue traicionando a España. Los jugadores españoles jugaban ayer su sexta final continental, y volvieron a perderla. Ahora, toca pensar en Pekín 2008.

Canasta maldita. Momento gafe.

El torneo terminó con el alemán Nowitzki como máximo anotador, Green mejor reboteador, Jasikevicius mejor asistente y el gran triunfador, Kirilenko, como líder en el ránking de rebotes y de tapones.

Nadie se lo perdió. Todos famosos.

Raúl, Almodóvar, Salgado, Serrat, Fonsi Nieto, Carlos Saura, Ivonne Reyes, Mariano Rajoy, Zapatero... Las gradas del Palacio de los Deportes estuvieron plagadas de caras conocidas.

Bronce para Lituania

Lituania se colgó la medalla de bronce después de vencer a Grecia por 69-78 en la final de consolación. El equipo liderado por el ex azulgrana Jasikevicius evitó las malas artes de la selección helena y volvió a subirse al podio europeo cuatro años después de ganar el oro en Estocolmo 2003. Además, los lituanos obtuvieron el billete directo para los Juegos de Pekín 2008.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento