Saúl Ordóñez fue valiente en una final de estrategia y de ritmo lento, marchando en primeras posiciones durante las cuatro vueltas. El de Ponferrada cedió ante los ataques del favorito, el polaco Adan Kszczot, quien se llevó el oro con un tiempo de 1:47.47.

Mientras, el estadounidense Drew Windle arrebató al español la segunda plaza en el sprint final, pero poco después fue descalificado por la organización. Así pues, Saúl se quedó con la plata mientras que Álvaro de Arriba, que llegaba con el mejor tiempo de los finalistas, se tuvo que conformar con un cuarto puesto lastrado por una gripe.