Voleibol
Los españoles Julián G.Torres (i) e Israel Rodríguez (d) intentan bloquear un lanzamiento. (Efe)

La selección española de voleibol sigue con paso firme en el campeonato europeo que se está celebrando en Rusia. Ha superado a Alemania por 1-3 (19-25, 25-15, 24-26 y 24-26) y ha logrado meterse en semifinales sin perder un solo partido de su grupo, del cual queda aún una jornada por disputarse.

Los hombres de Anasti tuvieron que pelear muy duro ante los germanos en los dos últimos sets. "Uh, uh, uh, nos vamos a Moscú" fue el grito de guerra de los españoles para festejar su triunfo.

España luchará por las medallas pase lo que pase contra Serbia -último duelo del grupo- y tiene la posibilidad de acabar primera de grupo.

Alemania comenzó haciendo regalos en el primer set y España se puso 1-5. Pero reaccionaron los germanos y los bloqueos hicieron que pasaran de un 8-14 se pasó a un 12-14, en el peor momento de la selección, que se vio atrapada y sin salida en la red. Pero España se puso a defender y se llevó el set.

Otro cantar fue el segundo set. Alemania comenzó a hacer daño de verdad con el saque y con el bloqueo. Del siete iguales se pasó a un más que claro 17-8, con parcial de 10-1 para Alemania. España tiró literalmente el set, a la espera de mejores momentos.

Ibán Pérez fue la auténtica estrella de los españoles en el último set


El tercer set comenzó siendo una confirmación del anterior. Había enfado y con 8-3 en el marcador, Ibán Pérez sustituyó a Guillermo Falasca, especialmente obcecado en rematar contra los brazos de los alemanes.

Sólo en el tramo final del set, comenzó un atisbo de búsqueda de otros caminos.  España empató a 24 gracias a unos espléndidos servicios de Israel Rodríguez y de seguido se apuntó el 2-1 (24-26), gracias al trabajo de todos y a los cañonazos de Israel.

En el cuarto set hubo igualdad. Empates a 15, 17, 18, 23 y 24. En ese momento trascendental surgió la figura de Ibán Pérez, que efectuó un servicio que pareció un auténtico misil. España se puso por delante a un balón del set y del partido.

Ibán sacó, bien de nuevo, y España defendió a muerte para propiciar que Ibán pudiera rematar. El bloqueo alemán nada pudo esta vez.

Ficha técnica:

1 - Alemania:
Andrae (7), Hubner (13), Schops (25), Dehne, Kromm, Gunthor (10), Steuenwald (líbero) -equipo inicial-, Popp (9), Pampel, Tischer (2) y Grozer.

3 - España: García-Torres (11) , Guillermo Falasca (9) , De la Fuente (13), Moltó (7), Miguel Ángel Falasca (2), Israel Rodríguez (18) , Lobato (líbero) -equipo inicial-, Hernán, Pérez (12) y Sevillano.

Parciales: 19-25 (22 min.), 25-15 (23 m.), 24-26 (27 m.) y 24-26 (28 m.)

Árbitros: Umit Sokullu (TUR) y Zdravko Hranic (CRO).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada de la segunda fase, Grupo E, del campeonato de Europa de voleibol, del 6 al 16 de septiembre, disputado en el pabellón Yubileynyi de San Petersburgo ante unos seiscientos aficionados.

Los cruces, por sorteo

La urna decidirá qué países se enfrentan. Sólo habrá una excepción: un primero de grupo se podrá enfrentar a cualquiera de los dos segundos clasificados, ya sea de su grupo o del otro.

Puede darse el caso, por ejemplo, de que el España-Serbia de mañana que cierra la segunda fase, pueda repetirse 48 horas después como semifinales del campeonato de Europa, si ambas selecciones se clasifican y las bolitas del sorteo se tornan juguetonas.

El voleibol puede que sea el único deporte en el que las semifinales no están predeterminadas con cruces en los grupos. Lo normal es que el primero de un grupo se enfrente al segundo del otro.

El equipo español se sorprendió al conocer la noticia y Juan Alonso, delegado, comentó que "es la primera vez que en una competición internacional europea sucede esta circunstancia. La federación internacional sí utiliza este sistema en las competiciones que organiza".