La Federación Española de Ciclismo desmintió ayer su renuncia a disputar los Mundiales de Ciclismo de Stuttgat (del 26 al 30 de septiembre) si se mantiene el veto de la Unión Ciclista Internacional a la participación de Valverde por un supuesto dopaje. Su presidente, Fulgencio Sánchez, había planteado la posibilidad unas horas antes.