La 35º edición del Europeo 'indoor' regresó a Glasgow 29 años después, donde España ganó cuatro medallas que aspira a mejorar. En el triple, la mañana dejó el pase de Peleteiro con 14.15 metros, la cuarta mejor marca de la calificación y se metió en la pelea por las medallas por primera vez en un Europeo. Por contra, Patricia Serrapio solo pudo ser duodécima con 13.67 y quedó eliminada. Cáceres fue sexto en longitud con un mejor salto de 7.76 metros.

Tras el pleno en las series, el 400 masculino mandó a la final a Óscar Husillos y Lucas Búa, eliminado quedó Manuel Guijarro. El palentino buscará volver a coger la calle libre en la final de este sábado ante el favorito, el noruego Karsten Warholm, como hizo en una 'semi' que se apuntó con su mejor marca del año (46.31). Búa no renuncia a las medallas, tras pasar por tiempo (46.81).

Mientras, Laura Bueno dio continuidad a su gran puesta en escena por la mañana, donde firmó su marca personal (52,67) para llegar a semifinales. La granadina firmó una gran carrera que dominó hasta la última recta, ahí fue superada por la italiana Raphaela Lukudo y la polaca Justyna Swiety, quedándose tercera y sin final. Por la mañana fueron eliminadas Aauri Bokesa (53.45) y Salma Celeste Paralluelo (55.30), la joven promesa de 15 años.

Además, el 800 masculino llevó a semifinales a Mariano García, segundo en su serie, y a Álvaro de Arriba, bronce hace dos años en Belgrado, también segundo en su serie. No pudo sacar el pase Pablo Sánchez-Valladares, en una carrera muy igualada decidida por décimas y en la que no logró ponerse en cabeza en los últimos 100 metros.

En 1.500, Jesús Gómez también alcanzó la final tras parar el cronómetro en 3:47.53, mientras que Adrian Ben (3:48.24) quedó eliminado y Saúl Ordóñez ni siquiera pudo finalizar su serie por una lesión en una fascia plantar. Por la tarde, Marta Pérez también logró estar en la final del 'milqui', sacando las fuerzas que tuvo que ahorra tras perderse los Nacionales de Antequera por lesión.

También hubo buenas noticias en 800 metros, donde Esther Guerrero (2:02.95) y Zoya Naumov (2:03.16) lograron el pase a semifinales, pero no así en lanzamiento de peso, donde Carlos Tobalina (19.06) fue último en la calificación, ni en 3.000 metros, donde se despidieron Artur Bossy (7:58.46), Sergio Jiménez (8:03.58) y David Palacios (8:07.61). Tampoco lograron avanzar Úrsula Ruiz en peso ni Pablo Torrijos en triple.

MARÍA VICENTE, NOVENA EN SU GRAN ESTRENO ABSOLUTO

La flamante plusmarquista española en Antequera María Vicente terminó su estreno con la selección absoluta con el noveno puesto de pentatlón. El esfuerzo de la cita nacional pasó también factura a la atleta de 17 años, rozando sus mejores marcas. En los 60 metros vallas se quedó a una centésima de su récord Sub-20 y en altura hizo 1.75 donde bajó del quinto puesto al duodécimo.

En peso, Vicente se fue hasta 12.84, mejorando su marca personal para recuperar puntos y una posición. En la longitud (6.33) saltó a tres centímetros de su mejor marca mientras que sufrió en el cierre del 800, donde no pudo batir su récord de España. Con todo, Vicente termina con el noveno puesto (4.363 puntos) cuando llegaba con la peor marca de las 12 participantes.

La jornada terminó con el octavo y el undécimo puesto de Celia Antón, con su mejor marca personal (9:00.57), y Cristina Espejo, en una final que se adjudicó la británica Laura Muir con el récord de los campeonatos (8:30.61).