Lourdes Domínguez
La tenista Lourdes Domínguez celebra su victoria en la Copa Federación ante Pauline Parmentier. Alberto Estevez / EFE

El equipo español de Copa Federación ha logrado el ascenso al Grupo Mundial de la competición tras superar en el 'play-off' a Francia, un éxito sellado este domingo con las victorias de María José Martínez y Lourdes Domínguez-Lino frente a Avane Razai y Pauline Parmentier, respectivamente.

España regresa al Grupo Mundial dos años después de perder la categoría ante Serbia, en una eliminatoria disputada también en Lleida. Por su parte Francia, queda fuera del Grupo Mundial por primera vez en su historia.

Lourdes Domínguez y María José Martínez lograron los puntos decisivosEn la jornada inaugural en el Club de Tennis Lleida, la eliminatoria quedó empatada tras los dos primeros partidos de individuales. El equipo español no dio opción a su rival en este segundo día de competición y con los dos triunfos de Martínez y Domínguez-Lino certifica su retorno a la máxima categoría de la Copa Federación.

Abrió la jornada María José Martínez, que volvió a mostrarse como el puntal del equipo español y sumó su sexta victoria consecutiva en la Copa Federación. Razai, número 24 del ranking WTA, se vio sorprendida por el inicio fulgurante de su rival, que se llevó el primer set en apenas 21 minutos de juego.

Razai elevó su nivel de juego en la segunda manga y por fin logró abrir un hueco en el saque de la yeclana (1-3), pero la reacción quedó en un espejismo. Martínez empezó a mover mucho a su adversaria, combinando dejadas con juego profundo, y la francesa, que no atraviesa su mejor momento físico, sufrió sobremanera, encajó dos 'breaks' (5-4) y ya no pudo levantar cabeza.

En el cuarto punto de la ronda, hubo cambios de última hora en las designaciones de los dos capitanes, que alinearon a Lourdes Domínguez-Lino y Pauline Parmenteier en sustitución de Anabel Medina y Virginie Razzano.

La pontevedresa, que retornaba al equipo tras estar ausente de las tres últimas eliminatorias, refrendó el buen momento que le guió al triunfo en el torneo de Bogotá, segundo de su carrera en el circuito WTA, y superó a su rival por un doble 6-4.

El primer set, con cinco roturas de servicio consecutivas, fue un carrusel en el que se movió mejor la española. Domínguez-Lino salió reforzada de esta primera manga y en la segunda logró un 'break' pronto (2-1) que supo mantener hasta el final. En el intrascendente duelo de dobles entre Medina-Llagostera y Cornet-Razzano, las españolas sumaron un cómodo triunfo (6-4, 6-1) y redondearon el éxito.