España
La selección, tras su victoria ante Croacia. EFE

Después del reto de Wembley que los hombres de Luis Enrique pasaron con buena nota, a España le tocaba enfrentarse a un equipo de primera categoría mundial.

Croacia, con Luka Modric sobre el terreno de juego, pero sin jugadores como Mario Mandzukic o Danijel Subasic, no tuvo ningún protagonismo a lo largo de los noventa minutos.

Fue totalmente absorbido por el ciclón de la selección española, que desde el primer minuto salió a por el partido y pronto lo encauzó con un cabezazo de Saúl Ñíguez a pase de Dani Carvajal. El jugador del Atlético, que jugaba en su casa, Elche, volvió a marcar como ante Inglaterra.

Después, antes del descanso, fue Asensio quien se apuntó un tanto tras batir a Lovre Kalinic desde fuera del área. Antes del paso por vestuarios, el centrocampista del Real Madrid provocó el tercero con un zapatazo que pegó en el larguero y rebotó en la espalda del guardameta croata.

El 3-0 ya fue insalvable y el ciclón español continuó en el segundo acto con las dianas de Rodrigo Moreno, Sergio Ramos e Isco Alarcón. Todos, fueron asistidos por Asensio, muy inspirado durante toda la noche.

El 6-0 colocó a España con pleno de victorias en el Grupo 4 de la Liga A y es líder absoluto con seis puntos de ventaja sobre Inglaterra y Croacia.

Así, para meterse en la final four de la Liga de Naciones que se disputa entre el 5 y el 9 de junio de 2019, a España le valdría con dos puntos. Es decir, dos empates.

A la Roja le quedan dos partidos: ante Inglaterra en el Benito Villamarín (15 de octubre) y ante Croacia como visitante (15 de noviembre). Antes, se enfrentan Inglaterra y Croacia. Si quedan empatadas, a España le valdría con ganar a los ingleses para estar clasificada para la final four.