Selección española
Los jugadores de la selección española de baloncesto convocados para el Eurobasket 2013. EFE

La selección española masculina de baloncesto, que disputará del 4 al 22 de septiembre el Campeonato de Europa de Eslovenia, ha iniciado, con su presentación en el madrileño Hotel Meliá Castilla, el viaje con el que pretende conquistar su tercer entorchado continental consecutivo.

El conjunto dirigido por Juan Antonio Orenga buscará en la cita eslovena algo que únicamente dos selecciones (las extintas URSS y Yugolasvia) han logrado, ganar tres oros seguidos en un Europeo. Yugoslavia, última en conseguir el hito, lo hizo en la década de los setenta (1973, 1975 y 1977).

Pese a las bajas de Pau Gasol o Navarro, seleccionador y jugadores coinciden en que su objetivo es el oroEl acto sirvió como puesta de largo para los doce jugadores que defenderán a España en el Eurobasket, más los tres invitados, así como todo el cuerpo técnico que acompañará a Juan Antonio Orenga.

Así, los bases José Manuel Calderón (Dallas Mavericks), Ricky Rubio (Minnesota Timberwolves), Sergio Llull (Real Madrid) y Sergio Rodríguez (Real Madrid); los aleros Rudy Fernández (Real Madrid), Álex Mumbrú (Bilbao Basket), Fernando San Emeterio (Laboral Kutxa) y Víctor Claver (Portland Trail Blazers), y los pívots Marc Gasol (Memphis Grizzlies), Germán Gabriel (Bilbao Basket), Xavi Rey (Gran Canaria 2014) y Pablo Aguilar (Valencia Basket) salieron vestidos de corto, algo que también hicieron los tres invitados a la concentración, los aleros Xavi Rabaseda (FC Barcelona Regal) y Alberto Corbacho (Blusens Monbus), y el ala-pívot Nacho Martín (Blancos de Rueda).

El presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, reconoció que se trata de "un año ilusionante" para la selección y reseñó que será necesario "luchar día a día" para llegar a lo más alto, ya que "las alegrías están en el trabajo".

Orenga: a por el oro con un equipo "más versátil"

Tanto el preparador nacional, Juan Antonio Orenga, que debuta al frente de la selección absoluta, como los jugadores, coincidieron en mandar un mensaje de unión del grupo hacia un objetivo común.  "Estar aquí es un reto difícil de explicar y muy bonito de asumir. Todos queremos seguir ganando los partidos pero es muy complicado ya que los equipos van a exigir mucho. Debemos ir despacio pero sin negar lo que queremos, que es el oro", valoró.

El exjugador explicó que la selección pretende ofrecer "un juego dinámico, rápido, en el que haya mucho contraataque". En cuanto al grupo elegido, destacó que permitirá un equipo "un poco más versátil de posibilidades, de configuración, al tener cuatro jugadores que juegan en la posición de 'uno' y cinco jugadores interiores de los que sólo dos son 'cincos' puros. Vamos a poder ver distintos formatos de equipo", añadió el seleccionador.

También jugadores como Ricky Rubio o Marc Gasol manifestaron sus "ganas" de comenzar a trabajar, al tiempo que Rudy Fernández, el capitán de la selección, recordó que el combinado nacional quiere "competir" y "dar un paso adelante" a pesar de la baja de la referencia durante la última década, Pau Gasol, y el que venía siendo capitán, Juan Carlos Navarro.

El combinado nacional disputará un total de ocho amistosos durante su gira de preparación, siete de ellos sobre suelo español, ante cinco rivales diferentes. Así, el 13 de agosto Polonia será la primera piedra de toque en Castellón, para que dieciséis días más tarde, en Zaragoza, Gran Bretaña cierre una gira que hará a España medirse también con Alemania, Macedonia y Francia, siendo ante ésta última, otra de las candidatas al oro, el único partido a domicilio (en Montpellier).