Niños jugando un partido de fútbol.
Niños jugando un partido de fútbol. ENDESA

Un entrenador de alevines ha sido despedido por golear demasiado con su equipo.

El CD Serranos despidió la pasada semana al entrenador de uno de su equipos alevines de primer año.

El motivo fue que sus chicos, de entre 10 y 11 años, golearon sin piedad al Benicalap C. Nada menos que un 25-0 le endosaron. Al ser menores, la culpa fue cargada sobre el técnico del equipo, que, según el club, ordenó a sus chavales que continuasen marcando goles, pese a que el partido estaba sentenciado al cuarto de hora (6-0). Y al descanso, el marcador indicaba ya un 15-0. 

Desde el club, y según informa Levante, aseguran: "Nosotros educamos valores, como el respeto al equipo contrario, y esa actitud no podemos admitirla".

Sin embargo, en declaraciones al El País, el abogado del técnico indica que "en ningún caso animó a sus jugadores a que intentasen ampliar el marcador. Al revés, les dijo que dejasen de presionar en campo contrario. Pero el Benicalap C, que no disponía de cambios, seguía atacando y dejaba demasiados espacios". "Además, ningún jugador del CD Serranos expresó al entrenador su malestar a la finalización del partido, en el que solo estuvo presente un representante del club durante los primeros minutos"

Según confirma el propio entrenador, la decisión de que no continuara con el mismo grupo ya había sido tomada y le había sido comunicada antes del partido de la goleada.

El rival era el Benicalap C, el colista del grupo, que ha terminado la temporada con 0 puntos y 247 goles en contra.