Cómo han cambiado las cosas para Capello en unos meses. Si antes algunos de sus jugadores le criticaban , ahora le ensalzan y confían en el. Y es que eso de ir líder hace mucho.

Mahamadou Diarra, centrocampista mali del Real Madrid, ha destacado que la situación del club blanco se debe a su entrenador, Fabio Capello, y afirma que su "carácter" es el secreto del progreso del equipo hasta alcanzar el liderato.

Las conversaciones de Capello con sus jugadores se están multiplicando esta semana, que el Real Madrid es nuevo líder de Primera división. Diarra admite que les obliga a no relajarse y que se han contagiado de su mentalidad.

"Capello es el de siempre, serio y riguroso en su trabajo. Su carácter es lo que nos ha hecho progresar en nuestro fútbol. Nos ha advertido que tenemos un partido difícil ante el Recre. Después de lo que vimos en la ida no podemos tomarlo a la ligera. Nos hace ver que es una nueva final y que ya no podemos fallar para ganar la Liga", explicó.

El Recreativo de Huelva ganó por 0-3 en su visita al estadio Santiago Bernabéu, algo que "me sorprendió mucho (...) me di cuenta de que sabían jugar muy bien al fútbol. Es verdad que nosotros hicimos un partido bastante malo. Ahora, el partido de vuelta nos servirá de revancha. En nuestro estado de forma somos capaces de ganar a todos", ha dicho.

Para el centrocampista, el tiempo ha sido clave para que el equipo haya comenzado a jugar bien. "Achaco el cambio a la llegada de jugadores nuevos que traen culturas y mentalidades diferentes".

Capello es el de siempre, serio y riguroso en su trabajo"

"El abanico es grande y era difícil de compensar al principio. Hacía falta tiempo para que los nuevos nos acostumbrásemos a un nuevo fútbol y a la Liga. Ahora entendemos la cultura y la lengua, y hace que el equipo esté mucho más unido", ha argumentado.

Un equipo que sufre y ríe junto

"Es cierto que en momentos faltó unidad y se reflejó en el centro del campo, pero ahora somos un equipo que corre, sufre y ríe juntos. Es lo que hace la fuerza de nuestro grupo. No era un problema de Diarra y Emerson. Cuando un equipo va bien todos vamos mejor y ahora estamos convencidos de nuestras posibilidades de ganar el título".

Tras alcanzar el liderato, Diarra no sólo piensa que la plantilla del Real Madrid no pagará la presión, sino que además es necesaria para mantener su nivel competitivo.

"Buscábamos el liderato desde hace tiempo y ahora que lo tenemos sabemos que dependemos de nosotros y tenemos la Liga al alcance de nuestra mano. La presión es un factor que siempre juega dentro del mundo del fútbol. Es bueno tenerla porque te hace jugar mejor. Espero que nos ayude a ganar la Liga", ha manifestad.

Por último, mostró sus ganas de seguir mejorando, una vez superado el "mediocre" que él mismo se puso a inicios de año. "Soy musulmán y parte de nuestra mentalidad es que en el momento que uno lo empieza a hacer bien piensa que lo puede hacer mejor. He mejorado respecto a hace tres meses que me califique como mediocre pero mi rendimiento puede ser aún mejor".