El Desafío Español logró ayer un sensacional triunfo ante el Emirates Team New Zealand en la tercera jornada de las semifinales de la Copa Louis Vuitton y acabó con la condición de invicto de los neozelandeses en sus nueve regatas anteriores, mientras el Luna Rossa ganó al BMW-Oracle y se adelanta 2-1 en su eliminatoria. «Lo que hemos hecho hoy quedará para siempre escrito», declaró Agustín Zulueta, director del Desafío Español.