El CAI Aragón pagó su excesiva confianza frente al Balonmano Antequera, que se mostró intratable en casa. Los zaragozanos no encontraron la forma de parar al conjunto malagueño que salió muy lanzado a por el triunfo y que logró obtener hasta ocho goles de ventaja. Durante todo el partido estuvieron por delante en el marcador. El conjunto aragonés demostró cierta apatía y no justificó su posición de privilegio en la clasificación. El CAI reaccionó, pero demasiado tarde, el meta antequerano Xavi Pérez tenía su día y paró todo. La tercera posición sigue siendo para los aragoneses.