Los guardametas del Deportivo de La Coruña, el israelí Dudú Aouate y el uruguayo Gustavo Munúa, se enzarzaron en una "disputa" en el vestuario a la conclusión del entrenamiento matutino. Este incidente llega un día después de que Aoute se quejará públicamente de su suplencia, que el internacional israelí no dudó en calificar de "injusta".

Los hechos se produjeron en el vestuario tras el entrenamiento matinal programado por Miguel Ángel Lotina, cuando el uruguayo Gustavo Munúa agredió, supuestamente, al israelí Dudú Aouate, que necesitó ocho puntos de sutura por dos brechas próximas a su ojo izquierdo.

Aouate tuvo que ser atendido por dos brechas cerca de su ojo izquierdo

A raíz de eso, el conjunto coruñés ha confirmado que prescindirá de ambos porteros para el encuentro del próximo domingo ante el Villarreal, tras el incidente protagonizado por ambos en el vestuario de la ciudad deportiva de Abegondo.

En el comunicado emitido por la entidad se afirma que, tras la conversación mantenida entre Augusto César Lendoiro y Miguel Ángel Lotina, "el cuerpo técnico ha decidido no contar para el partido con los jugadores Munúa y Aouate".

A la espera de una reunión

El Deportivo también informa de que está "a la espera de que los técnicos del club mantengan una reunión con ambos futbolistas la próxima semana".

Ante la ausencia de ambos porteros para la cita con el Villarreal, será el guardameta del filial, Fabricio, quien defienda la portería en el último encuentro de la primera vuelta del campeonato.