El presidente del Sevilla José María del Nido cumplió el pasado Domingo de Ramos con sus promesas por haber ganado la UEFA y la Supercopa, ambos títulos conseguidos por su equipo en la pasada campaña.

El máximo dirigente sevillista acudió, tras el empate a cero en Osasuna, a la parroquia de Santa Genoveva para ejercer de costalero del paso de Jesús Cautivo en el abandono de sus discípulos en la Semana Santa de la capital andaluza.

"Es algo inolvidable en la vida de un cofrade", declaró Del Nido.

En la mañana del Lunes Santo acudió de nuevo a la iglesia sevillana para dejar cumplidas sus promesas. Lo que no sabemos es si José María del Nido hará una promesa por el título de Liga para los hispalenses.

"Ni por tropecientos millones"

Del Nido quiere a su plantilla centrada en la lucha por los tres títulos y por eso asegura que "ni por tropecientos millones se escuchan ofertas hasta que no acabe la temporada", en referencia al presuntos interés del Real Madrid por Daniel Alves.

"Ruego a la prensa sevillana que no se me pregunte más por nada relacionado con ofertas ni fichajes ni traspasos hasta que finalice todo", insistió.

Con respecto al encuentro del Jueves Santo ante el Tottenham, ida de los cuartos de final de la Copa de la UEFA en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, el mandatario señaló que espera "una presencia de unos 4.000 aficionados del Tottenham, pero no está cerrada la cifra porque queda papel en taquilla y desde Londres se siguen pidiendo entradas".