David Albelda y Santiago Cañizares, por separado, expusieron públicamente sus sentimientos tras conocer el martes, a través de Ronald Koeman, que el Valencia no volverá a contar con ellos en lo que resta de temporada. La indignación serena de Cañizares chocaba con las emotivas lágrimas de Albelda en la que, reconoció, era «la rueda de prensa más dura» de su carrera. Los dos, no obstante, coincidían: el Valencia no les ha dado explicaciones.

«No he recibido ninguna explicación ni del presidente ni de nadie de su corte. Ni una sola llamada y ni un solo mensaje y os puedo enseñar el móvil», confesaba Albelda. «Invito a quien corresponda–explicaba por su parte Cañizares– a que me dé un porqué de esta situación». El guardameta manchego recalcó que acepta una decisión «impuesta por el club», que se encuentra «tranquilo» y con «la dignidad intacta para poder mirar a la cara a quien quiera en este club».

«No he podido darles explicaciones porque les he citado y no han venido a verme», se defendió Miguel Ángel Ruiz, director deportivo del Valencia, quien añadió:  «Nadie ha despedido a nadie. Son jugadores del Valencia con el mismo derecho que sus compañeros a entrenarse. No están despedidos». Ruiz volvió a referirse a razones de «tipo técnico» esgrimidas por Koeman para justificar el descarte de ambos futbolistas.

«El técnico me dijo que no confiaba en mi liderazgo ni fuera ni dentro», señaló Albelda, cuyo futuro pasa por Inglaterra o Italia. Cañizares, por su parte,  piensa en la retirada. «es difícil que alguien apueste por un portero de 38 años». Miguel Ángel Angulo, el tercer descartado, hablará sobre su futuro en el día de hoy.

Un centenar, contra la directiva

La victoria del equipo en la Copa del Rey, segunda con Koeman en el banquillo y en la que se logró marcar tras 641 minutos de sequía goleadora, tranquilizó parcialmente a la afición del Valencia. Pero no totalmente. Un centenar de seguidores se concentraron ayer en Mestalla para protestar contra la gestión de Juan Soler, en la presidencia del club, y de Ronald Koeman, al frente de la parcela deportiva. Un seguidor, bajo el nick de el_tronaor, apeló a manifestarse ante el estadio para «pedir responsabilidad a Juan Soler, que dimita y convoque elecciones». El éxito fue escaso.