David Ferrer
El tenista alicantino David Ferrer, tras perder la final del torneo de Estoril ante Stanislas Wawrinka. EFE

El tenista suizo Stanislas Wawrinka mostró hoy su mejor versión para barrer de la pista en apenas dos sets al español David Ferrer, a priori favorito, y coronarse así campeón del Abierto de Estoril.

Wawrinka basó su triunfo en la fortaleza de su saque, que frecuentemente superó los 200 kilómetros por hora, y logró imponerse con claridad a Ferrer por 6-1 y 6-4 en apenas una hora de juego.

El suizo, número 16 del mundo, consiguió así vengar su última derrota frente al tenista de Jávea, en la final del torneo de Buenos Aires disputada en febrero.

El español, cabeza de serie en esta edición del Abierto de Estoril, ni siquiera tuvo un solo punto de break en todo el partido, incapaz de restar los servicios de un Wawrinka especialmente inspirado hoy.

5-0 en sólo 20 minutos

El duelo no pudo comenzar peor para Ferrer. En apenas veinte minutos el tenista helvético se había hecho con los cinco primeros juegos.

El español cogió aire en el sexto y colocó el 5-1 en el marcador, pero su rival liquidó por la vía rápida el set a la primera oportunidad.

La mejor raqueta española de la actualidad en la clasificación de la ATP pareció iniciar la segunda manga con otra actitud al vencer su servicio y dejar en blanco a su contrincante. Wawrinka, sin embargo, no cedió ni un ápice y siguió intratable con su saque.

Wawrinka dejó en blanco a Ferrer en el último juegoY así se llegó al noveno juego, igualados a 4. Ferrer logró salvar un primer punto de ruptura y forzar el deuce, pero una vez ahí, en el momento clave, el suizo tiró de clase y logró ponerse por delante mientras el alicantino sólo podía resoplar.

Wawrinka volvió a exhibirse con su servicio en el último juego y cerró su victoria dejando en blanco al valenciano, quien a fue incapaz hoy de mostrar sus condiciones, las que le han llevado a convertirse esta campaña en el tenista de todo el circuito con más victorias (28).

El jugador helvético, por su parte, consiguió con esta victoria equilibrar un poco más los duelos cara a cara con Ferrer, al que se ha enfrentado en once ocasiones, con cuatro victorias y siete derrotas en su cuenta particular.

Wawrinka sucede así como campeón del Abierto de Estoril —la prueba más importante del año en Portugal y con un premio de 74.000 euros— al argentino Juan Martín del Potro, tras vencer previamente a los españoles Alberto Ramos y Pablo Carreño-Busta, así como al portugués Gastao Elías.