El español de origen libanés Ali Machlab vivió una jornada movida en el rally Dakar.

Al piloto le quitaron su moto mientras se realizaba una radiografía en un hospital de Portimao, en el Algarve portugués.

Los ladrones, sin embargo, no pudieron escapar con el botín, puesto que la policía lusa se sirvió del sistema de localización vía satélite integrado en cada vehículo del rally para encontrar la moto de Machlab y recuperarla.

Abandono

Su rocambolesca historia, sin embargo, no tuvo un final feliz, puesto que cuando Machlab se encontraba en Málaga con su máquina decidió abandonar la prueba atormentado por los dolores de rodilla.

El motociclista canario, que participa en su segundo Dakar, el primero en moto, sufrió el sábado una caída que le provocó una lesión en la rodilla, un ligamento tocado.

Los médicos le sacaron líquido de la rodilla y le recomendaron que abandonara, pero Machlab siguió en carrera bajo su propia responsabilidad.