Los gastos de cancelación del Dakar podrían rondar los 50 millones de euros

  • Las pérdidas totales resultan aún incalculables, ya que la organización podría tener que afrontar demandas en los tribunales de equipos.
  • El diario francés Liberation ve "difícil creer en la realización de la edición 31, pese a las promesas de los organizadores".
  • Se critica a los organizadores por no tener un plan alternativo.
Un piloto, tras conocer la suspensión de la edición de 2008 del Rally Lisboa Dakar.
Un piloto, tras conocer la suspensión de la edición de 2008 del Rally Lisboa Dakar.
EFE

La decisión de los organizadores del Rally Lisboa-Dakar de suspender la edición de 2008 por falta de seguridad en las etapas de que debían celebrarse en Mauritania, va a suponer unas grandes pérdidas para este evento deportivo.

Según la agencia de noticias portuguesa ANSA, citando a especialistas vinculados a la carrera, las pérdidas de los equipos podrían alcanzar los 50 millones de euros. Algunos diarios hablaban este fin de semana de que esta situación podría ser "letal" para la carrera, como el francés Liberation, que sostenía que "la cancelación de la 30° edición del Rally a Dakar podría significar el final de la prueba por el continente africano" y aventuraba que "es difícil creer en la realización de la edición 31, pese a las promesas de los organizadores".

El futuro sólo dirá si es posible que el Rally a Dakar prosiga

"El impacto económico es incalculable. El equipo más modesto de coches no puede afrontar la carrera por menos de 60.000 euros, unos 35.000 en caso de una moto, pero ir con una preparación aceptable puede duplicar esa cantidad", detalló el periódico El Mundo. Los organizadores cuentan con un seguro que afronta gastos en caso de anulación de la carrera, pero corren el riesgo de afrontar demandas en los tribunales de equipos, ciudades afectadas, patrocinadores, cadenas de televisión... "El volumen económico que mueve el Dakar es simplemente colosal", dijo Ettiene Lavigne, director del Rally.

"No sólo es el dinero, sino también los empleos que generó todo el año para la preparación", afirmó Jean Louis Schlesse, ganador de dos ediciones, en otra mirada de la crisis. También resultan incalculables las pérdidas que sufrirán los países africanos por la caída en los ingresos por turismo, generado por el paso de la caravana, como Mauritania, que recibe sólo 50.000 turistas al año, la mitad de ellos por el Rally, y estima unas pérdidas por 3 millones de euros.

Sin un plan B para la carrera

La prensa francesa criticó a ASO (la Amaury Sports Organisation, empresa que gestiona el Dakar y el Tour de Francia) porque no tenía una alternativa que dejara afuera a las etapas de Mauritania y salvara la carrera. Para L'Equipe "el futuro sólo dirá si es posible que el Rally a Dakar prosiga" porque "los riesgos del terrorismo van en aumento. "Los que siempre objetaron el Rally deben estar ahora satisfechos", completó el periódico.

El impacto económico es incalculable

La ASO, que en su día se comprometió a devolver todo el dinero antes de 28 de febrero, ya ha saldado prácticamente la totalidad de su deuda a día de hoy, según afirma el diario deportivo Sport, lo que supone devolver los valores que los 570 inscritos pagaron como derecho de partida, que en el caso de una moto son 15.700, para un coche 26.800, para un camión 41.100.

Pero lo correspondiente a la inscripción representa sólo entre el 10 y el 20% del gasto de un equipo privado. La inversión de un equipo puntero puede superar los 400.000 euros de inversión por coche, lo que puede llegar a representar más de 4 millones de euros para el equipo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento