El CSKA barre al Caja Laboral en el primer partido de cuartos en la Euroliga

  • El equipo moscovita venció por 86-63 a los vitorianos.
  • Siskauskas, Hoden y Langdon lideraron al CSKA.
  • Sólo San Emeterio estuvieron a la altura del encuentro.
Viktor Khryapa, (d), del CSKA de Moscú corre tras Lior Eliyahu del Caja Laboral.
Viktor Khryapa, (d), del CSKA de Moscú corre tras Lior Eliyahu del Caja Laboral.
EFE

El Caja Laboral comenzó con mal pie los cuartos de final de la Euroliga, después de recibir una soberana paliza en Moscú (86-63) ante un CSKA que le pasó por encima y sumó la primera victoria de la eliminatoria.

Los de Dusko Ivanovic en ningún momento estuvieron en condiciones de plantar cara a un CSKA que ha perdido a muchas de sus figuras, pero que aún mantiene a tres estrellas como Siskauskas, Holden y Langdon, además del estilo de juego que dejó como mejor herencia el italiano Ettore Messina, ahora en el Real Madrid.

El jueves se verán de nuevo las caras pero el Caja Laboral debe ofrecer un cambio radical si pretende ponérselo más complicado al CSKA y no volver ser el "sparring" en un nuevo entrenamiento moscovita.

El conjunto alavés, desde la salida, se estrelló ante el muro defensivo ruso y optó por su arma favorita para entrar en el partido, después de cuatro minutos en los que sólo anotó dos puntos.

Dos triples de English y otro de Teletovic devolvieron al partido la supuesta igualdad, 13-13, pero los moscovitas sacaron toda la renta a su dominio del rebote en los dos tableros y al acierto de Siskauskas y Kaun para cerrar el primer cuarto 24-19.

Ivanovic recurrió a Splitter para reactivar el juego baskonista, pero los vitorianos deambularon en el arranque del segundo acto. El acierto exterior desapareció y los rusos, Vorontsevich, Siskauskas y Khryapa, camparon a sus anchas. La consecuencia fue un 10-0 que otorgó a los rusos una renta de trece puntos, 34-21 minuto catorce.

A las primeras de cambio, el Caja Laboral desapareció de la pista y firmó un segundo cuarto ridículo y patético, 25-10, que le condenó a llegar al descanso con una soberana paliza, 49-29, y tener que penar y sufrir veinte minutos más de tortura.

Los vitorianos bajaron los brazos

El esperpento de partido continuó hasta convertirse en un entrenamiento placentero del CSKA ante un Caja Laboral irreconocible y que se abandonó en la cancha, 58-31 en el minuto 26.

Los rusos no aflojaron en ningún momento y quisieron dejar clara su jerarquía, calidad y galones. No permitieron rebajar la renta por debajo de los veinticinco puntos y cerraron el tercer cuarto con un vergonzoso 70-44.

Los diez minutos finales de sufrimiento sólo sirvieron para que el técnico ruso reservara a sus figuras y permitiera al Caja Laboral jugar para intentar adecentar el marcador, pero ni eso lograron los de Ivanovic en un partido para olvidar.

Ficha Técnica:

86 - CSKA Moscú (24+25+21+16): Planinic (6), Langdon (11), Siskauskas (13), Kaun (10) y Khryapa (14)- cinco inicial-; Holden (6), Vorontsevich (15), Sokolov (2), Kurbanov (6), Ponlrashov (3), Keyru (-) y Zabelin (-).

63 - Caja Laboral (19+10+15+19): Ribas (3), Herrmann (7), San Emeterio (11), Teletovic (11) y Barac -cinco inicial-; Splitter (10), Huertas (7), English (8), Oleson (6), Eliyahu (-) y Singletary (-).

Árbitros: Voreadis (GRE), Christodoulou (GRE), Latisevs (LAT). Sin eliminados.

Incidencias: Primer partido de cuartos de final de la Euroliga, disputado en el Universal Sports Hall de Moscú ante 3.900 espectadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento