Marcos Senna
Marcos Senna en un lance del partido. (EFE) EFE

El Villarreal consiguió su primer triunfo en la presente edición de la Liga de Campeones al imponerse por 1-0 al Celtic de Glasgow gracias a un gran lanzamiento de falta de Marcos Senna, aunque gozó de un buen número de ocasiones para haber ampliado su ventaja.

Los futbolistas que dirige Manuel Pellegrini controlaron el encuentro desde el pitido inicial, fueron dueños de la pelota y también marcaron el ritmo que más les interesó, pero carecieron de inspiración en los metros finales.

Joseba Llorente tuvo ocasión de marcar con la cabeza y con los pies, al igual que Giuseppe Rossi, pero la ocasión más peligrosa del Villarreal en los primeros cuarenta y cinco minutos fue un lanzamiento lejano de Marcos Senna. El centrocampista hispano-brasileño realizó un enorme derroche físico para controlar prácticamente todo el centro del campo en defensa y ataque, faceta esta última en la que se prodigó con asiduidad y desparpajo.

Los futbolistas que dirige Manuel Pellegrini controlaron el encuentro desde el pitido inicial

Por contra, el conjunto que dirige Gordon Strachan basó su juego ofensivo en la velocidad de Aiden McGeady y la labor de desgaste de Samaras. Entre los dos lograron varios saques de esquina, que en definitiva fueron las mejores opciones para su equipo.

La afición local tuvo un nuevo sobresalto tras el descanso, cuando el central escocés Stephen McManus, se encontró con una pelota suelta dentro del área y a punto estuvo de taconear a gol. De nuevo la intervención de Diego López salvó a su equipo.

Instantes después, Rossi dio la réplica con un disparo raso y cruzado que se marchó por centímetros a la izquierda de la portería de Artur Boruc.

Senna fue el salvador

La falta de frescura exhibida por el equipo de Pellegrini en la primera mitad fue remediada por el mejor jugador del partido, Marcos Senna, que encarriló el duelo con un magnífico libre directo, y a partir de este momento el Villarreal encontró muchos más espacios.

Sin embargo, no pudo ampliar su ventaja simplemente porque no fue el día de Rossi, Ariel Ibagaza, Santi Cazorla o Joseba Llorente, y ejemplo de ello fue la jugada que se produjo a falta de cuatro minutos del final, cuando el argentino regateó a toda la defensa y cedió a Llorente para que este rematase hasta en dos ocasiones sobre el cuerpo del portero escocés.

Ficha técnica:

1 - Villarreal: Diego López, Ángel López, Godín, Gonzalo Rodríguez, Capdevila, Cazorla (Cani, m.90), Senna, Eguren, Pires (Bruno, m.83), Rossi (Ibagaza, m.77) y Llorente.

0 - Celtic de Glasgow:
Boruc, Wilson, Cadwell, McManus, Naylor, McGeady, Hartley (Vennegoor of Hesselink, m.82), Brown, Maloney (McDonald, m.72), Nakamura (Robson, m.74) y Samaras.

Gol: 1-0, m.67: Marcos Senna.

Árbitro: Viktor Kassai (HUN). Amonestó a los jugadores visitantes Robson y Brown.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la fase de grupos (Grupo E) de la Liga de Campeones disputado en el estadio de El Madrigal ante unos 26.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.