Cristiano
Cristiano celebra un gol. EFE

En San Mamés, el verdadero protagonismo se lo llevó Cristiano. Rompió el duelo nada más comenzar con una impecable falta a la escuadra y acabó siendo el centro de todo, picado con el mundo quejoso por un codazo, firmó un doblete con un testarazo y asistió a Gonzalo Higuaín en el tercero (0-3). Fue el partido 102 entre dos históricos. El último de una larga lista que deja batallas para el recuerdo.

El último duelo del Real Madrid en San Mamés desviaba los focos hacia Iker Casillas, que no pudo despedirse sobre el césped del estadio en el que comenzó la leyenda hace catorce años. No hay sentimentalismos para José Mourinho, ni amigos en el campo para Cristiano Ronaldo que dejó para el recuerdo una exhibición.

El insaciable Cristiano siempre quiere más y eso le mejora como futbolista hasta cuando parece que ya no tiene margen de mejora. En San Mamés, donde el ambiente de fútbol siempre fue especial, se picó con todos. Comenzó dejando una falta perfecta y resolviendo con un testarazo repleto de potencia unos minutos de enfado por un presunto codazo. Por si fuera poco asistió a Higuaín en el cierre. El portugués firma una campaña perfecta y llega al momento clave en un dulce momento. La referencia del madridismo. El guía de sus sueños.

El portugués firma una campaña perfecta y llega al momento clave en un dulce momento

Y no solo él se picó. Los rivales, también. Mikel San José dijo que si Cristiano Ronaldo "se dedicara" solo "a jugar a fútbol" en "el mundo del fútbol se le tendría más respeto".

"Lo pienso yo y lo piensa la mayoría del fútbol. Si se dedicara a jugar a fútbol y no a otras cosas, sería igual no el mejor jugador pero se le tendría más respeto", comentó el defensa del Athletic.

Por su parte, el segundo entrenador del Real Madrid, Aitor Karanka, destacó que Cristiano "ha demostrado el jugador que es" en un "ambiente adverso" como el que cree que vivió el portugués en San Mamés.

"El fútbol es para hombres y en San Mamés, más. Cristiano ha metido dos goles que nos han dado la victoria y los jugadores del Athletic han hecho lo que debían", ha respondido el técnico madridista cuestionado sobre ese "ambiente" que se ha generado alrededor de la estrella lusa.

"Todos conocemos a Cristiano y sabemos como es. Hay formas de ser que gustan a unos más que a otros. Él se dedica a jugar y a veces tiene también que aguantar muchas veces cosas que no le gustan", ha añadido Karanka cuando se le ha pedido que analizara el comportamiento de su futbolista durante el partido.