Cristiano Ronaldo
El futbolista Cristiano Ronaldo. EFE

La estadounidense Kathryn Mayorga ha ido adelante con la demanda judicial contra Cristiano Ronaldo por violación. Según ha confirmado CNN, el pasado viernes se presentó de manera oficial la acusación en un juzgado del condado de Clark, en el estado de Nevada, aunque la noticia ya había saltado en 2017 por las filtraciones de 'Football Leaks'.

Aunque la acusación es en firme, en la misma demanda se asegura que tras el ataque, Cristiano se disculpó "diciendo que lo sentía y que normalmente era un caballero". Además, también se asegura que el futbolista dijo que pararan cuando ella dijo "no", y "parad" varias veces.

Donde la acusación no perdona la actitud de Cristiano Ronaldo es en lo que ocurrió después. Según los abogados de esta mujer, Ronaldo y su equipo se aprovecharon del "fragil estado emocional" de ella para chantajearla a cambio de que firmara un acuerdo de silencio en 2009. La propia Mayorga asegura que recibió 375.000 euros (unos 285.000 euros) a cambio de su silencio. Esta cifra, que fue lo que se filtró en 'Der Spiegel' gracias a 'Football Leaks', es lo que busca anular la defensa de la mujer.

Un jacuzzi en Las Vegas

Según la demandante, el incidente ocurrió en el Palms Hotel y Casino de Las Vegas el 13 de junio 2009. Ronaldo y sus amigos la invitaron a ella y a otro grupo de mujeres a subir al ático que habían reservado en el establecimiento. Cuando les prestó camisetas para que se cambiaran y se unieran a ellos en el jacuzzi de la habitación, según Mayorga, Cristiano le pidió sexo oral y, posteriormente, la llevó a la habitación donde presuntamente la violó.

La mujer acudió a un hospital y a la policía para denunciar lo sucedido al día siguiente, pero cuando dijo que era Cristiano a la policía, un detective le avisó de que podían acusarle de intento de extorsión, y que no iba a ir a ningún lado.

"El trauma psicológico del asalto sexual, el miedo a la humillación pública y las posibles represalias, además de la reiteración de esos miedos por parte de las fuerzas del orden y de los servicios médicos le han dejado aterrorizada e incapaz de actuar o abogar por ella misma", añade la demanda en el texto.