Contador se viste de amarillo
Contador, décimo español con el maillot amarillo. (Luis Tejido / EFE)
El madrileño Alberto Contador se convirtió ayer en el décimo español que se viste con el maillot amarillo de líder del Tour de Francia después de una jornada, la decimoséptima, en la que el Tour partió sin jersey amarillo, algo desconocido desde la creación de este reconocimiento.

«Me hubiera gustado ganarlo en el Aubisque», confesó el de Pinto, bastante serio en el podio. «Desde luego que ahora lo voy a intentar defender con todas mis fuerzas», añadió. Una crono, sólo una crono, le separa de su sueño de ganar el Tour, aunque su rostro no mostrase una alegría excesiva.

Y todo por Rasmussen.

El abandono del danés, líder de la carrera hasta el miércoles, ha sido el último escándalo del ciclismo. Su equipo, el Rabobank, le obligó a abandonar por no haber respetado el código interno de la formación al mentir sobre su paradero en los entrenamientos previos al Tour.

Rasmussen eludió varios controles antidopaje por sorpresa antes de la carrera francesa, lo que le valió ser excluido por la federación danesa del equipo que participará en los próximos mundiales de Stuttgart. El danés alegó encontrarse en México, el país de su esposa, Cariza Muñoz. Pero Davide Cassani, ex ciclista y actual comentarista de la televisión italiana, afirmó verle en Italia en esas fechas en las que decía estar en América. Mentira cogida. Ira en Rabobank. Rasmussen, que había sentenciado el Tour, invitado a no seguir.

El Tour, detrás

En Orthez, antes de la salida de la decimosexta etapa, el público pitó a Rasmussen. En días previos, la propia organización mostró su recelo hacia el liderato del danés. «La clasificación de hoy –ayer– es más creíble que ayer –por el miércoles–. La exclusión de Rasmussen es lo mejor que nos ha pasado en los últimos días», señaló Patrice Clerc, presidente de la empresa organizadora.

La organización del Tour negó cualquier presión al Rabobank para prescindir de Rasmussen. Ayer, sin embargo, sí admitió que iba tras el danés. No había positivo, no había motivos. Sin embargo, el ex campeón del mundo de mountain bike en 1999 no debería haber participado por una cuestión de reglamento.

Si un ciclista se salta un control por sorpresa en los 45 días previos al inicio de una gran vuelta, ese corredor queda excluido automáticamente, dice el artículo XIV. La UCI, sin embargo, calló... y surgió el conflicto.

Bennati venció en Castelsarrasin

El italiano Daniele Bennati (Lampre) venció en la decimoséptima etapa del Tour de Francia, disputada entre Pau y Castelsarrasin sobre 188,5 km, al imponer su punta de velocidad en el grupo de cuatro fugados que llegó escapado a la meta. Tras el adiós obligado de Rasmussen y los últimos escándalos de dopaje de Vinokourov y Moreni, la jornada transcurrió tranquila. Entre la falta de ganas y la desmotivación, ocho ciclistas –ningún español entre ellos– se tomaron un poco en serio el día e iniciaron una fuga casi de salida de la que salió el ganador final.

Lo que queda

Etapa 18 (hoy): Jornada larga de 211 kilómetros entre Cahors y Angoulême en la que los favoritos, Contador y Evans, velarán armas antes de la decisiva crono del día siguiente. Las fugas tiene muchas posibilidades de triunfar en un día de mucho calor.

Etapa 19: Los 55,5 km entre Cognac y Angoulême que se disputan mañana pondrán en juego el maillot amarillo del Tour 2007. En la contrarreloj de Albi, sobre 54 km, Contador cedió 1’04 con Evans, por lo que seguiría vistiendo de amarillo.

Etapa 20: El último día es un homenaje al ganador final en los Campos Elíseos de París.