Realiza inspiraciones profundas y espiraciones forzadas y lentas, flexiona el tronco hacia la zona afectada y presiona justo sobre el área del dolor.
 
2 ¿Vas con tu bici o corriendo por zonas de gravilla y te entran piedras pequeñas en el interior de la zapatilla? Coge unos calcetines finos viejos, corta la punta y colócalos cubriendo la apertura de la zapatilla y el calcetín.
 
3 Un truco que funciona para limpiar por dentro la bolsa que contiene el agua en las mochilas de hidratación, en la que se forman hongos, es dejarla toda la noche con agua, unas gotas de lejía, una pizca de bicarbonato y el zumo de medio limón. Por la mañana enjuágala bien para quitar todo residuo.